(CNN) - Por segunda vez en un mes, un barco espía ruso fue visto cerca de la costa de Estados Unidos, esta vez frente a la costa de Georgia.

El Viktor Leonov, un buque espía ruso equipado con una variedad de equipos de alta tecnología y diseñado para interceptar señales de comunicaciones, fue descubierto unas 20 millas al sur de la base naval de submarinos de Kings Bay, cerca de la frontera con Florida, dijo un funcionario de Defensa estadounidense a CNN. Se dirigía hacia el norte.

El barco estuvo atracado en Cuba antes de dirigirse hacia EE.UU., dijo el funcionario de Defensa, quien no especificó cuando se produjo el avistamiento.

El mes pasado, la Marina de Estados Unidos avistó el mismo barco navegando a 30 millas de la costa de Connecticut, de acuerdo con otro funcionario de defensa estadounidense. El barco espía llevó a cabo patrullas similares en 2014 y 2015.

La jurisdicción de Estados Unidos se extiende 12 millas náuticas de la costa, lo que significa que la nave rusa estaba probablemente en aguas internacionales.

Este avistamiento es el último de varios encuentros recientes con los militares rusos.

En febrero, el USS Porter estaba navegando en el Mar Negro cuando tuvo tres encuentros con aviones rusos.

Los encuentros fueron consideradas peligrosos y poco profesionales debido a la proximidad con la que los aviones rusos volaron del destructor estadounidense, dijo el mes pasado un alto funcionario de Defensa.

La Armada dijo que el avión no cruzó la cubierta del Porter, pero según su evaluación, el jet llevó a cabo un "simulacro de ataque" al barco estadounidense, según el funcionario.

Moscú negó que su avión hiciera algún movimiento inseguro.