(CNN) - La vida pospresidencial de Barack Obama es mucho más glamurosa de lo que se podría imaginar.

De regreso en Washington, el presidente Donald Trump continúa sugiriendo, sin pruebas, que Obama escuchó su teléfono y los republicanos están ocupados tratando de desmantelar su ley de reforma de salud, Obamacare. Sin embargo, el expresidente Barack Obama se está relajando muy bien tras salir del trabajo más importante del mundo.

LEE: Esta es la pensión que recibirá Barack Obama como expresidente

Ha estado en la soleada California para jugar al golf; en una isla privada en el Caribe, donde navegó con el multimillonario Richard Branson; fue a Nueva York para asistir a una obra de Broadway, y además, para cenar con Bono de U2.

Almorzó en Omaha la semana pasada con Warren Buffett y luego tomó un vuelo a California, y luego a Hawai (más golf). Y hoy, Obama puede estar sentado muy tranquilo, en medio del Océano Pacífico, en una pequeña isla polinesia francesa llamada Tetiaroa.

Hay informes, no confirmados por CNN, de que Obama va a pasar un mes en la isla, que está al norte de Tahití y cuenta con sólo un hotel de lujo, con razón llamado "El Brando", porque la isla fue propiedad de Marlon Brando. El hotel ecológico cuenta con villas de uno, dos y tres dormitorios, según su sitio web. Ha sido un destino favorito para celebridades como Leonardo DiCaprio. Los precios varían desde 2.000 dólares por noche, dependiendo de de la ocupación y la fecha. La cuenta de Instagram del lugar hace verlo bastante agradable.

Un portavoz de Obama le dice a CNN que el expresidente es ahora un ciudadano privado y su agenda, por lo tanto, también es privada.

Sea o no que la vida después de la Casa Blanca incluya una isla, también es probable que incluya escribir un libro. Penguin Random House anunció el mes pasado que había ganado la licitación para las memorias de Barack y Michelle Obama, un acuerdo que podría darle a la pareja decenas de millones de dólares.

El anuncio también indicó que los Obama donarían una "porción significativa" de ese dinero a organizaciones benéficas, incluyendo a la Fundación Obama.

Mira: De la Casa Blanca a esta casa: así es la nueva residencia de los Obama

Cuando no están de vacaciones, los Obama viven en Washington. Se mudaron a una elegante casa de 5,3 millones de dólares en el barrio Kalorama de Northwest DC. Pretenden quedarse hasta que su hija menor, Sasha, se gradúe de la escuela secundaria en 2019. La hija mayor, Malia, de 18 años, está tomando un año sabático y tiene programado asistir a la Universidad de Harvard este otoño.