(CNN) - Un hombre fue arrestado el viernes en Estados Unidos bajo los cargos de ciberacoso por supuestamente haber tuiteado una imagen animada  estroboscópica a un periodista con epilepsia. 

La imagen centelleante enviada a Kurt Eichenwald, escritor de la revista Newsweek y colaborador de Vanity Fair, el 15 de diciembre, llegó con este mensaje: "Te mereces un ataque por tu publicación", de acuerdo con una denuncia.

Eichenwald dijo que la imagen le había provocado un ataque epiléptico y que por eso decidió buscar a la persona que se la había enviado.

"Tras una investigación de tres meses, el FBI arrestó esta mañana a un hombre que me atacó usando una imagen estroboscópica en Twitter la cual me provocó un ataque", tuiteó Eichenwald.

El FBI y la policía en Maryland y Dallas, donde vive Eichenwald, investigaron el caso y arrestaron a John Rayne Rivello, de 29 años, el viernes.

Rivello, quien es residente de Salisbury, Maryland, fue acusado de ciberacoso y presentado ante una corte el mismo viernes.

CNN no pudo localizar a Rivello ni a sus abogados.

La cuenta de Twitter de Rivello supuestamente contiene mensajes directos enviados a otros usuarios en referencia a Eichenwald en los que dice: "Espero que esto le provoque un ataque", "Reenvíaselo a (la víctima), veamos si se muere", y "Sé que él padece epilepsia", de acuerdo con los documentos de la denuncia.

Eichenwald ha hablado en público sobre su epilepsia. En octubre, escribió en Newsweek que un seguidor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con la cuenta "Mike's Deplorable AF" le tuiteó luego de que hubiera escrito sobre los conflictos de interés de Trump.

"Mike" mencionó sus ataques y le envió un video con luces estroboscópicas.

"Es lo que se llama epileptogénica -algo que provoca ataques. Afortunadamente, dado que me encontraba de pie, simplemente aventé el iPad al suelo en el momento en el que me di cuenta lo que Mike había hecho", escribió Echenwald.

No todas las personas con epilepsia son fotosensitivas. La Fundación de la Epilepsia estima que ciertos patrones visuales y luces centelleantes pueden provocar ataques en 3% de las personas con epilepsia.