(CNN Español) - En medio de la expectativa por el partido de la selección Colombia contra Bolivia por la decimotercera jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial Rusia 2018, un comentario hizo revolcar las redes sociales y situó de nuevo el tema de la violencia de género en el centro de la atención colombiana.

La periodista deportiva Andrea Guerrero, de reconocida trayectoria tanto en la radio como en la televisión de su país, puso el punto en la i en cuanto a la convocatoria del lateral izquierdo Pablo Armero, actualmente en el Bahía brasileño, y no por una cuestión futbolística. El jugador fue arrestado el pasado 31 de mayo del 2016 tras registrarse una agresión a su esposa, María Elena Bazán, en una habitación de un hotel en Miami, reportó en ese entonces WPLG, afiliada de CNN.

El futbolista fue condenado y quedó en libertad tras pagar una fianza de 1.500 dólares, reportó en ese momento CBS.

(Crédito: Cortesía/Getty Images)

El pasado martes 21 de marzo, en el programa 'Saque Largo del canal Win Sports, Guerrero aseguró que la convocatoria de Armero le parecía "una falta de respeto".

"Un futbolista tiene que ser íntegro. No podemos ser tan de doble moral que para lo que no nos conviene sí importa la vida personal, pero lo que para lo que sí nos conviene ahí sí no. No lo comparto".

Ese comentario desató una ola viral de referencias a su nombre, que poco a poco fueron aumentando en su agresividad hasta llegar, según ella lo ha declarado, a amenazas contra su persona.

"En las redes sociales se desató claramente una solidaridad hacia Pablo, que es una figura, que es un hombre carismático, yo no tengo nada personal en contra de él y se lo he dejado claro", le dijo Guerrero a CNN En Español.

"Todo el mundo se abalanzó pues como a protegerlo. Me hablaron de violación, de muerte, de dañarme la cara, y yo de verdad, así estén detrás de un computador, de que sean cobardes y no ponen la cara, no paso por alto ninguna amenaza", aseguró la periodista en diálogo con CNN.

"La violencia intrafamiliar no es privada. Está tipificada como delito y es pública. Entonces, puede ser privado que su esposa lo haya perdonado, como hayan solucionado sus problemas. Yo no me voy a meter en si la señora lo perdonó presionada o no presionada. Es un tema interno de ellos, pero el problema es que cuando Pablo Armero se pone la camiseta de la selección Colombia sí tiene una responsabilidad muy grande. Para mí, la selección Colombia es la mayor distinción que pueda llegarle a un futbolista, y la mayor distinción sólo puede llegarle a una persona que tenga una vida íntegra", añadió la comunicadora.

La Fundación para la Libertad de Prensa de Colombia (FLIP), aseguró vía Twitter que "rechaza las amenazas" en contra de Guerrero y que "documentará el caso".

Noticias RCN, uno de los medios para los que trabaja Andrea Guerrero, expresó a través de su directora, Claudia Gurisatti, que "rechaza contundentemente" las amenazas y que "creemos en la sanción social para maltratadores".

En diferentes entrevistas concedidas a medios locales colombianos, Armero ha asegurado que todo lo referido a su vida marital pertenece a su vida privada y que nadie se puede meter en ella.

La Federación Colombiana de Fútbol aún no se pronuncia al respecto.

El técnico de la selección Colombia, el argentino José Pekerman, aseguró que ni él ni sus asistentes nunca tuvieron "la información de una situación más allá de lo que ha aparecido en los medios", durante una rueda de prensa en la que se le preguntó sobre la convocatoria de Armero teniendo en cuenta su antecedente personal.

Hace seis años, Hernán Darío 'Bolillo' Gómez, quien era técnico de la selección colombiana que se preparaba para afrontar las eliminatorias a Brasil 2014, tuvo que apartarse de su cargo por su agresión a Isabel Fernanda del Río en un bar del centro de Bogotá. En un comunicado, 'Bolillo' admitió haber cometido el hecho que lamentó "profundamente".