(CNN) - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que pidió ayuda a la ONU para lidiar con la carencia de medicinas, la cual se ha profundizado mientras el país batalla con una grave crisis económica.

"Naciones Unidas tiene los planes más avanzados y completos en el mundo para recuperar la capacidad productiva de la industria farmacéutica y orientarla hacia los medicamentos del pueblo", dijo Maduro el viernes en la televisión estatal.

Maduro no explicó qué tipo de ayuda había solicitado, o si la ONU había aceptado ayudar. El líder venezolano se reunió el viernes con Jessica Faieta, administradora asistente y directora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Latinoamérica y el Caribe, de acuerdo con medios estatales.

Maduro dijo que había solicitado apoyo para hacer frente a una serie de otras carencias y problemas que su país encara debido a "la guerra económica y la caída de los precios del petróleo".

En los últimos años, los venezolanos han luchado con la escasez de alimentos y medicinas, así como la falta de productos básicos como el papel higiénico.

Filas para comprar pan en Venezuela. (JUAN BARRETO/AFP/Getty Images)

La inflación en Venezuela aumentó a cerca de 500% en 2016 y se espera que se eleve a 1.660% este año, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Protestas por falta de medicinas

La de esta semana no es la primera ocasión en que Venezuela acude a la ONU. En diciembre, el ministro de Exteriores, Delcy Rodríguez, se reunió con representantes de Naciones Unidas para extender la cooperación en busca de precios asequibles de alimentos y medicinas en Venezuela.

Pero la situación continúa empeorando.

En el país falta aproximadamente el 80% de los suplementos médicos básicos, de acuerdo con la Federación Farmacéutica de Venezuela.

Cientos de trabajadores de salud y otros venezolanos protestaron este mes en demanda de mejorar el acceso a medicinas y tratamientos. Muchos de los manifestantes llevaban recetas con medicinas que dijeron no pueden encontrar en las farmacias locales.

El año pasado, la Asamblea Nacional, liderada por la oposición, declaró una "crisis humanitaria" en el sistema de salud.

CNN visitó un hospital en Caracas y encontró que los trabajadores de salud creían que las medicinas eran vendidas en el mercado negro. El racionamiento de medicamentos por parte del gobierno ha hecho que productos básicos, como analgésicos, sean difíciles de encontrar.

Durante años, los venezolanos han tenido que salir a buscar penicilina y otros remedios en farmacias, a veces sin éxito. Los hospitales públicos no están en mejor situación, y hay gente que muere debido a la escasez de medicamentos básicos.

Julia Jones, Patrick Gillespie, Mariano Castillo, Flora Charner y Paula Newton contribuyeron a este reporte.