(CNN Español) - La Audiencia Nacional de España ordenó el embargo de propiedades avaluadas en 691 millones de euros (736 millones de dólares) de Rifaat al-Assad, tío del actual presidente de Siria Bachar al-Assad, según informó este martes en un comunicado.

Un total de 503 propiedades de Rifaat al-Assad, exvicepresidente de Siria, fueron incautadas, incluyendo “garajes, viviendas vacacionales, apartamentos en un hotel de lujo, fincas rústicas”, entre otros. Todas estas propiedades están en Puerto Banús y Marbella, según información de la Audiencia Nacional.

“Entre ellas figura la finca llamada La Máquina de más de 33 millones de metros cuadrados y que ocupa un tercio de la localidad de Benahavís, con un valor de mercado de 60 millones de euros (unos 63,8 millones de dólares)”, dice el comunicado. “El patrimonio total inmobiliario localizado en España alcanza los 691 millones de euros. Todas las propiedades han sido embargadas por el juez [José] De la Mata”, quien lleva el proceso, dice el comunicado.

Esta fotografía tomada en 1984 muestra al entonces presidente de Siria, Hafez al-Assad (a la derecha) junto a su hermano menor Rifaat (a la izquierda) en una ceremonia militar en Damasco. Rifaat —con una boina café— fue expulsado de su país ese año por estar involucrado en un golpe de Estado. Rifaat es tío del actual presidente de Siria Bachar al-Assad. (Crédito: AFP/Getty Images)

La alta corte también abrió una investigación por blanqueo de capitales enfocada en 15 individuos, así como el bloqueo de las cuentas corrientes de 16 personas vinculadas con Rifaat al-Assad y el bloqueo de 76 cuentas corrientes de personas jurídicas.

Entre los investigados se encuentran dos de las esposas oficiales de Rifaat al-Assad, seis de sus hijos, algunas de sus nueras y un ciudadano español que figura como administrador de la empresa que representa a la mayoría de las mercantiles extranjeras de la familia al-Assad, dice el comunicado.

Rifaat al-Assad fue vicepresidente de Siria cuando su hermano Hafez al-Assad —padre del actual presidente Bachar al-Assad— estaba en el poder. Rifaat abandonó Siria en 1984 tras estar involucrado en un fallido golpe de Estado.

Según la Audiencia Nacional española, hay “indicios” de que Hafez al-Assad obtuvo 300 millones de dólares procedentes del Estado y con ese dinero, una vez expulsado de su país, empezó a comprar propiedades en Francia.

Una investigación judicial en Francia cifró en 90 millones de euros (unos 95 millones de dólares) el patrimonio inmobiliario de la familia de Rifaat al-Assad en ese país, producto de malversación de fondos públicos sirios, relata el poder judicial español en su comunicado.