(CNN Español) - Los uruguayos podrán ir a algunas farmacias a comprar cannabis como quien va a comprar cualquier tipo de medicamentos a partir de mediados de julio. Y no solo con receta verde para marihuana medicinal. También con fines recreativos. Lo anunció hoy en conferencia de prensa Juan Andrés Roballo, prosecretario de Presidencia y presidente de la Junta Nacional de Drogas.

Hasta el momento, 16 son las farmacias que han adherido con firma de contrato al sistema de venta de marihuana. Roballo expresó que esperan tener “al menos” 30 locales inscritos cuando se empiece a dispensar la droga, a partir de “las dos primeras semanas de julio”.

El registro de usuarios estará habilitado a partir del 2 de mayo. Los que deseen adquirir marihuana en farmacias deberán inscribirse en un registro a través de la red de Correos del Uruguay, informó el jerarca.

Alejandro Antalich, vicepresidente del Centro de Farmacias, explicó a CNN en Español que el registro se realizará mediante la huella digital del usuario. “Para acceder a la marihuana en la farmacias que adhirieron al sistema, el usuario tiene que presionar el lector y eso le mostrará al farmacéutico, en el sistema informático, si el usuario está habilitado y qué cantidad puede retirar en ese momento”, dijo.

La norma establece que cada usuario podrá retirar un máximo de diez gramos por semana y 40 gramos por mes. Augusto Vitale, secretario nacional de Drogas, dijo en la conferencia de prensa que el precio será de 1,30 dólares por gramo. Ese precio se compone de lo que percibirán las empresas que producen el cannabis (90 centavos de dólar), el margen que obtendrán las empresas que lo distribuyen (las farmacias, un 20%) y lo que quedará al Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) para programas de prevención (un 10%), explicó Vitale.

El cannabis podrá adquirirse en presentación de cinco gramos y, más adelante, también en presentación de diez gramos. Roballo señaló que la primera entrega para venta en farmacias “va a estar en el entorno de los 400 kilogramos”.

“Sabemos que con este primer paso estamos muy lejos de cubrir la real demanda que se va a dar”, avisó el prosecretario.

Agregó que en las próximas semanas comenzará también una campaña de comunicación del Gobierno en medios masivos “para la población en general a los efectos de informar sobre los riesgos del consumo. Va a tener componentes de prevención y vinculados a los requisitos de la ley y la reglamentación para poder acceder al expendio de cannabis en farmacias”.

Una ley que se hizo esperar

La dispensación de cannabis a través de farmacias será la tercera vía de acceso a la droga amparada por la norma que regula la producción, venta y consumo de marihuana en Uruguay, la ley 19.172. De esta manera, se habrán tardado tres años y medio en la puesta en práctica de la ley aprobada el 20 de diciembre de 2013, durante el gobierno de José Mujica. Las dos primeras vías, la regulación del autocultivo y los clubes cannábicos ya están en funcionamiento desde hace varios meses y, al 1 de marzo, el Instituto de Regulación y Control del Cannabis de Uruguay había aprobado licencias para 6.235 autocultivadores y 38 clubes cannábicos de membresía.

El Ircca explica en su sitio web que en el cultivo doméstico o autocultivo está permitido siempre y cuando “no supere las seis plantas de cannabis psicoactivo hembras por cada casa-habitación, y el producto de la recolección de la plantación no puede superar los 480 gramos anuales”.

Por otro lado, señala que los clubes de membresía pueden contar con entre 15 y 45 socios, mayores de edad, ciudadanos legales o naturales uruguayos o con residencia permanente. Están habilitados a tener hasta 99 plantas de cannabis psicoactivo hembras y a producir o acopiar hasta “480 gramos anuales por socio, no debiendo entregar más de esa cantidad a cada uno de ellos”.

Sabemos que con este primer paso estamos muy lejos de cubrir la real demanda que se va a dar

Juan Andrés Roballo, prosecretario de Presidencia del Uruguay