(CNN Español) – La alerta de un vecino en Ciudad Colón, cantón de Mora en Costa Rica, le dio la pista definitiva a la Fuerza Pública para lograr lo que dicen es el mayor decomiso de droga sintética en América Central. Este domingo, a las 11 de la mañana, las autoridades decomisaron 1.347 dosis de K-2, una cantidad avaluada en más de ocho millones de colones (alrededor de 14.214 dólares) y que representa “la incautación más grande de este tipo de droga de la historia policial centroamericana”, según el comunicado difundido por el Ministerio de Seguridad Pública en su cuenta de Facebook.

El viceministro de Seguridad Pública y director general de la Fuerza Pública, Juan José Andrade, explicó que con este hallazgo se asestó “un duro golpe para las redes narcotraficantes que controlan el ilegal negocio”, de acuerdo a lo que indica el comunicado. También agregó que estos golpes son “esfuerzos articulados, incluso con vecinos que reportan y denuncian, juntos con la Policía. Juntos seguiremos generando buenos resultados, golpeando al narcotráfico sin descanso”.

Justamente, la comunicación oficial indicó que tras la llamada del vecino, las fuerzas policiales pudieron dar con la gran cantidad de drogas en una carretera del sector de Ciudad Colón. “Los narcotraficantes posiblemente presionados por la presencia policial lanzaron una bolsa con el cargamento de K-2 que fue decomisado poco después por nuestras autoridades”, informó el pronunciamiento.

El K-2 o “Spice”, de acuerdo a la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), es “una mezcla de hierbas y especias que es típicamente rociada con un compuesto sintético químicamente similar al THC, los ingredientes psicoativos de la marihuana”. La entidad añade que se suele comercializar como “marihuana falsa” o como incienso. Por lo general, esta droga se fuma en un “porro” o como infusión de té.

La DEA también señaló que el K-2 “se vende típicamente en pequeñas bolsas de plástico plateadas que contienen hojas secas y se comercializa como incienso que se puede fumar. Se dice que es muy parecida al popurrí”. Sobre sus efectos, el organismo estadounidense apuntó a que tiene efectos psicológicos como paranoia, ataques de pánico y mareos, muy similares a los que tiene la marihuana. Con su ingesta, el cuerpo también presenta un aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial. “Parece que (el K-2) se queda en el cuerpo durante largos períodos de tiempo, y por lo tanto los efectos a largo plazo en los seres humanos no son totalmente conocidos”.

Por eso, el viceministro Andrade señaló que con el decomiso se está salvando la vida de cientos de jóvenes costarricenses “pues los efectos de este componente químico causar severos problemas de salud, incluso la muerte de quienes lo consuman”.

En este sentido, Margaret Chan directora general de la Organización Mundial de la Salud, aseguró en su discurso del pasado 13 de marzo ante la Comisión de Estupefacientes de la Unodc “no debemos olvidar nunca que el objetivo último de las políticas de fiscalización de drogas es salvar vidas. La OMS calcula que el consumo de drogas provoca aproximadamente medio millón de muertes año”. Sin embargo, continuó la funcionaria, “esta cifra representa solo una pequeña parte del daño provocado por el problema mundial de las drogas”.

¿Qué son las drogas sintéticas?

John Scherbenske, un funcionario de la DEA, le explicó en septiembre de 2013 al corresponsal del CNN Drew Griffin que “el término se utiliza para describir una amplia gama de productos químicos que cambian constantemente. La marihuana sintética y "sales de baño" son las más comunes de estas drogas”. Añadió que a diferencia de la marihuana y la cocaína, las drogas sintéticas no provienen de plantas: “la marihuana sintética consiste en químicos de droga que se rocían sobre plantas y algunas veces se comercializan como popurrí”.

La preocupación de las autoridades con este tipo de sustancias radica en que "no conocemos el efecto que puedan tener a largo plazo en el cuerpo de una persona”, pues no hay un estándar claro cuando se trata de estas drogas, explicó John Scherbenske. Las drogas sintéticas también tienen "efectos impredecibles en el comportamiento humano", agregó el doctor Paul Adams, quien trabaja en una sala de emergencias en Miami. "Ésta es una droga terrible, porque lleva una combinación de metanfetamina, paranoia y agresividad, la LSD, las alucinaciones, y la PCP, la paranoia extrema que experimentas, se combinan en una sola", insistió el médico.

En la misma línea, el último Informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), que analizó la situación en 2016, citó que el Sistema Nacional de Información de Laboratorios Forenses de Estados Unidos registró que “el número de informes de sustancias identificadas como cannabinoides sintéticos por laboratorios forenses federales, estatales y locales aumentó de 23 en 2009 a 37.500 en 2014”. Adicionalmente, la JIFE sostuvo que “el mercado mundial de nuevas sustancias psicoactivas sintéticas sigue dominado por los cannabinoides sintéticos, de los que se han incautado 32 (toneladas)”. El mayor volumen de incautación en el mundo para 2014 fue en América del Norte, especialmente en Estados Unidos.