(CNN) - El ataque aéreo estadounidense en la base aérea siria de Shayrat el viernes destruyó alrededor del 20% de la capacidad aérea operativa del gobierno sirio, dijo el secretario de Defensa, James Mattis, en un comunicado el lunes.

"El gobierno sirio ha perdido la capacidad de abastecerse de combustible o rearmar sus aeronaves en el aeródromo Shayrat", Mattis dijo, describiendo el ataque como una "respuesta medida."

La evaluación actualizada fue divulgada después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, pidió a Mattis dar una mayor información sobre la magnitud de los daños en la base aérea, de acuerdo con un funcionario de la administración.

Las fuerzas estadounidenses dispararon 59 misiles Tomahawk en la base aérea siria como respuesta al ataque químico en la provincia de Idlib, en el que murieron más de 80 personas, entre ellas varios niños.

EE.UU. culpó al presidente sirio, Bashar al Assad de la carnicería, pero el ejército sirio rechazó cualquier responsabilidad por el ataque.

Las autoridades estadounidenses originalmente dijeron que 58 de los 59 misiles disparados el viernes habían "degradado seriamente o destruido" su objetivo original, incluyendo 20 aviones que según las autoridades estadounidenses llevaron a cabo el ataque químico. El viernes, el Ministerio de Defensa ruso dijo en un comunicado que solamente 23 de los misiles estadounidenses llegaron a la base aérea, destruyendo sólo seis aviones MiG-23.

Los vuelos militares desde la base aérea Shayrat se reanudaron el fin de semana, según dos medios de comunicación estatales sirios y un grupo de oposición.

Analistas de defensa de IHS Jane estiman que la fuerza aérea de Siria tiene cerca de 262 aviones de ataque, aunque admiten la variabilidad de las cifras debido a la guerra en curso.