(CNN Español) – Si las vacaciones de Semana Santa aún no te han alejado de internet habrás notado que las redes sociales están ardiendo por cuenta del cartel en un café de Montevideo, Uruguay: dice que no acepta perros ni mexicanos. Pero, ¿qué hay más allá de la indignación que ha despertado?

Mientras la controversia sigue tomando vuelo en redes sociales y las palabras “xenofobia”, “racismo” y “discriminación” acompañan las publicaciones de los usuarios, dos autoridades claves se han pronunciado sobre el hecho. La primera en hacerlo fue la embajada de México en Uruguay que este lunes tildó el aviso, ubicado en el exterior del local Coffe Shop, como una “lamentable y deplorable actitud racista, discriminatoria y xenófoba”, según la nota diplomática publicada en su perfil de Facebook. La entidad también dijo que el cartel “ofende y discrimina a los nacionales mexicanos” y pidió que “el mencionado negocio deje de fomentar de manera inmediata y definitiva actitudes denigrantes”.

Por su parte, el intendente de Montevideo Daniel Martínez anunció también el lunes que empezaría un expediente contra el café por discriminación. En una entrevista concedida al medio estatal Radio Uruguay, el funcionario indicó que “inmediatamente mandamos una inspección, la Intendencia de Montevideo tiene el derecho de exigir el cumplimiento de la normativa nacional. Hay una ley antidiscriminación donde claramente eso –podrá tener las explicaciones no importa– es discriminatorio”. Y fue enfático en señalar que, además de haber caído “mal”, cualquier cosa que esté expresando cualquier forma de discriminación tiene que ser combatida.

¿Fue un pésimo chiste?

Ante el rechazo generalizado de la imagen en internet, el establecimiento Coffee Shop emitió un comunicado en su cuenta de Facebook aclarando el suceso y asegurando de que se trata de un malentendido: “no hay que ser odioso”, fueron sus primeras palabras. La publicación explica que “absolutamente nadie” ha sido discriminado en el establecimiento y que la polémica frase fue sacada de la película The Hateful Eight (Los ocho más odiados) del director de cine Quentin Tarantino. Incluso, el pronunciamiento invita a ver la cinta a quienes aún no lo han hecho.

“Es una muy entretenida obra de ficción que es consistente con el resto del trabajo del director. Recomendamos que la vean si aún no lo han hecho. Entendemos que puede haber sido insultante de manera accidental, por lo que es necesario aclarar que nunca haríamos este tipo de declaración en serio. No se dejen llevar por la histeria”, se lee en la comunicación.

"No dogs or Mexicans allowed"

Además, indican que pese a que “el humor en los comentarios y las citas que rotan en dicho pizarrón (cartel) a veces puede resultar impertinente o no ser comprendido”, el café siempre hace su mejor esfuerzo “por todos los que nos visitan”. De ahí que hayan invitado a sus clientes o lo que llamaron potenciales clientes a tomarse el tiempo de visitarlos y hasta de comentar el suceso.

Sin embargo, por los comentarios en la publicación de Coffee Shop, parece que la explicación no fue suficiente.

“Hay cosas con las que se puede bromear y hay otras en las cuales se camina en el límite de la agresión. Si no se dieron cuenta de ese límite es vuestra responsabilidad. No todas las bromas son inocentes y no todas son inocuas. O acaso puedo bromear libremente acerca de tu madre o de tu hermana??? (sic) Respeto por los demás y ponerse en los zapatos del otro”, escribió el usuario de Facebook Gonzalo de la Canal en los comentarios.

La usuaria Claudia Quiroz aseguró que “una disculpa decente sería suficiente y se ahorraría la pena de escudarse en un diálogo mal citado y fuera de contexto. La libertad de expresión, como todas las libertades, tiene límites en cuanto tocan las de los demás. Cualquier entendido en derechos humanos sabe que el discurso que incite al odio y a la discriminación no puede escudarse en la libertad de expresión”.

El tema del contexto también fue importante para quienes vieron la cinta. El usuario Lizouli Millán sostuvo que “Tarantino reflejaba lo peor de una era con esos carteles. Cuando ustedes lo habilitan escribiendo esa frase en su menú semanal a la mitad de una vereda montevideana incitan a que otros que comparten su falta de juicio expresen estas ideas. Que vergüenza!!! (sic)”.

Para este martes, el café había cambiado el mensaje de su cartel: “¡Acá no discriminamos a nadie!”, se lee en el tablero donde anuncian el menú, según lo reportaron algunos usuarios en Twitter:

La reacción en redes sociales

El cartel de Coffee Shop le ha dado la vuelta a internet y estas han sido unas de las reacciones que critican el polémico mensaje en el cartel, así como el hecho de que estuviera relacionado con una película de Quentin Tarantino.

Y el humor no faltó en algunas publicaciones de Twitter: