(CNN Español) - Julio Alberto Reyes, el autor del más reciente caso de feminicidio que tiene de luto a Colombia, ya había estado en prisión condenado por el homicidio de dos personas y fue dejado en libertad hace unos meses por “buena conducta”, según informaron las autoridades.

Reyes secuestró y asesinó, la noche del lunes, a Claudia Johanna Rodríguez, de 40 años, en un centro comercial, en el norte de Bogotá, un comportamiento que no era nuevo, pues el hombre de 42 años ya había sido condenado hace unos 10 años por el homicidio de dos personas y el intento de homicidio contra su exesposa, según dijo el director de la Policía Nacional, el general Jorge Nieto.

“Él había sido capturado en el año 2006 por el delito de homicidio tentado y agravado contra Margarita Acosta, que era su esposa”, dijo el general Nieto ante medios de comunicación en Bogotá este martes.

En ese entonces Reyes llegó a un bar ubicado en el occidente de Bogotá y le disparó a un grupo de personas, entre las que estaba su exesposa. En el ataque, fallecieron dos personas y otras dos quedaron heridas, según reportó este martes Cablenoticias , afiliada de CNN en Español.

Por esos casos, Reyes había sido condenado a más 22 años de prisión, según Cablenoticias, pero después "alegó enfermedad mental para salir de prisión", dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, coronel Hoover Penilla, en diálogo con periodistas este lunes.

“Él presenta antecedentes por homicidio en hechos ocurridos en 2006 sobre los cuales pagó unos meses de condena, pero ante situaciones médicas de perturbación mental fue argumentado y fue dejado en libertad”, afirmó Penilla.

El hombre estuvo cerca de 10 años en prisión.

Rodríguez y Reyes ya tenían un historial problemático que venía “de tiempo atrás”, según Penilla. Tanto así que la mujer tenía una medida de protección en su lugar de residencia, pero el agresor llegó a su trabajo, donde acabó con la vida de su expareja, agregó el jefe de la policía de Bogotá.

Fernando López, cuñado de la víctima, relató que la mujer había pedido protección a las autoridades desde hace un mes.

“Nosotros pedimos protección hace un mes cuando ella decidió dejarlo porque la estaba abusando en todo sentido: psicológicamente, físicamente… Ella decide abandonarlo… y pide la protección de la Fiscalía y lo que le dan es un papel”, relató López a periodistas.

La tortuosa relación deja un hijo, cuya edad no fue revelada por las autoridades.

'Buena conducta'

Raquel Aya, la jueza que le concedió la libertad a Reyes, en abril de 2016, dijo en una entrevista este miércoles con Blu Radio, que a Reyes se le otorgó la libertad por conducta “buena y ejemplar”, luego de haber pagado las tres quintas partes de su condena.

“Otro aspecto que se tuvo en cuenta fue el comportamiento calificado por las directivas de la cárcel La Modelo (en Bogotá), en grado de bueno y ejemplar desde el momento mismo que fuera ingresado al centro de reclusión”, dijo la jueza Aya, en Blu Radio.

Según la jueza, a Reyes no se le otorgó la libertad por problemas de salud mental, sino físicos.

“Otro de los aspectos que resultaron favorables fue precisamente encontrarse con quebrantos de salud, no en su parte mental, sino en su parte coronaria: afectación en el órgano del corazón que requería para ese instante del implante de un marcapasos o un procedimiento denominado desfibrilador”, dijo Aya en la radio local.

CNN en Español intentó comunicarse con la jueza Raquel Aya en varias oportunidades, pero no estuvo disponible para responder la solicitud.

Entre tanto, el general Jorge Nieto agregó que Reyes fue denunciado nuevamente en 2017 por delitos de violencia intrafamiliar y tenía otras denuncias por “constreñimiento ilegal, tortura y lesiones personales”.

Después del asesinato de Claudia Rodríguez, Reyes murió en la clínica a la que fue llevado para brindarle atención médica tras recibir dos disparos de la policía, informaron las autoridades.