(CNNMoney) - Cuando pagas un boleto de avión, la expectativa es simple: te será permitido abordar el avión y volar hasta tu destino final.

Pero las aerolíneas se reservan el derecho de bajarte del avión por una serie de razones, todas ellas las aceptas cuando haces la reserva para el vuelo.

A continuación te presentamos cuatro razones por las que pueden bajarte de un avión aunque hayas comprado tu pasaje:

1. Sobreventa — Una de las explicaciones más célebres para expulsar pasajeros es la sobreventa de pasajes, que es cuando una aerolínea vende más boletos que la cantidad de sillas que tiene. Si muchos pasajeros se presentan, a algunos se les ofrece cupones de viajes a cambio de tomar un vuelo diferente.

Una aerolínea, JetBlue, tiene como política no vender sobrecupo en sus vuelos. Pero incluso sus pasajeros están en riesgo de que se les niegue el abordaje por otras razones.

2. Razones de seguridad — A veces las aerolíneas necesitan cambiar un avión grande por uno más pequeño debido a problemas mecánicos, por lo que se reduce el número de sillas disponibles.

Las compañías también pueden necesitar reducir la cantidad de peso a bordo si el avión está muy pesado para despegar, aterrizar o llevar combustible suficiente.

3. Transporte de empleados — Una aerolínea podría necesitar retirar pasajeros para hacer campo para los miembros de su tripulación que necesiten volar a otro aeropuerto para trabajar. Eso fue lo que pasó este domingo cuando un pasajero que volaba desde Chicago a Louisville fue sacado violentamente de un avión de United Airlines.

4. Romper las reglas de la aerolínea — Las aerolíneas también requieren que los compradores de pasajes sigan las reglas de comportamiento.

American Airlines, por ejemplo, dice que puede negarse a dejar abordar a un pasajero si este se niega a mostrar su identificación o si su conducta es “desordenada, abusiva o violenta”.

 

Si una aerolínea tiene que retirar a algunos de sus pasajeros porque el vuelo está muy lleno, hay ciertas reglas a seguir que varían dependiendo de la compañía.

El reglamento de United dice que como último recurso puede bajar a personas con discapacidades y menores que no estén acompañados.

Delta Airlines dice que para bajar pasajeros de sus vuelos considera el orden de llegada al check-in y el estado de viajero frecuente.

También hay reglas federales que requieren que las aerolíneas primero pregunten si alguien quiere dejar su silla, según el Departamento de Transporte. Al voluntario usualmente se le entrega un cupón de viaje o una tarjeta de regalo.

Si nadie se ofrece voluntariamente, una aerolínea puede bajar a un pasajero contra su voluntad. Pero la compañía debe proveer una compensación extra si toma más de una hora en llegar a su destino final.

–Jon Ostrower de CNNMoney contribuyó con esta historia.