CNNEarrow-downclosecomment-02commentsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Sigue la cobertura

Terremoto en Ecuador

A un año de la tragedia que sacudió Ecuador: ¿qué ha pasado desde el terremoto?

Por CNN Español

Casi 75 segundos: ese fue el tiempo que le tomó al peor sismo de Ecuador en décadas estremecer al país y dejar 671 personas muertas. Con una magnitud de 7,8 en la escala de Richter, el terremoto del 16 de abril de 2016 marcó el nombre de una tragedia que apenas empezaban a memorizar los sobrevivientes. Mientras la información de las zonas más afectadas comenzaba a difundirse, el epicentro fue en Pedernales, los cuerpos de socorro apuraban la búsqueda y la asistencia de personas. Todo bajo las réplicas que no daban tregua: fueron 3.429 en los siguientes días, de las cuales nueve fueron mayores a 6 grados. Y entonces empezó el lento camino de reconstruir lo que se derrumbó en menos de un minuto y medio.

A un año del sismo, Ecuador ha dado importantes pasos para recuperarse del sismo. Pero los que aún le faltan deberá enfrentarlos con su nuevo presidente electo Lenín Moreno, en medio de un convulsionado ambiente político. Este es el panorama de lo que ha pasado en 12 meses con un país que sigue levantándose del peor terremoto en los últimos 70 años y cuyos daños fueron calculados en 3.344 millones de dólares, según cifras del gobierno.

La reconstrucción seguirá

El presidente electo Lenín Moreno tiene la intención de continuar con el mecanismo institucional para la reconstrucción de zonas afectadas, implementado en el gobierno saliente de Rafael Correa. Así lo informó la ministra coordinadora de Desarrollo Social, Gabriela Rosero, a la agencia de noticias ecuatoriana, Andes. La funcionaria indicó que tras una reunión el pasado sábado, Moreno y su fórmula vicepresidencial Jorge Glas le dieron el visto bueno a las medidas que se han adelantado desde la emergencia.

Además, el estado de excepción para las provincias de Manabí y Esmeraldas, las más afectadas por el terremoto, continuará por otros 60 días que empezaron a contar desde este miércoles 12 de abril. Así lo dispuso decreto firmado ese día por Correa. La medida busca enfrentar los efectos que dejó el sismo de hace un año y abordar la reciente situación invernal, que ya ha dejado a 27 personas muertas.

Dos hombres miran un edificio destruido en Portoviejo, Ecuador, el 21 de abril de 2016 (Crédito: JUAN CEVALLOS/AFP/Getty Images)

“Ha sido ratificado el mecanismo que permitió implementar de la mejor manera las diferentes visiones que hay respecto a la reconstrucción: la parte de emergencia, la mirada social, la mirada física en cuanto a recuperación de infraestructura, pero también los temas productivos”, señaló la ministra. Rosero agregó que lo relacionado con la construcción de infraestructura para salud, educación y vivienda está encaminado.

Dinero asignado: más de 2.000 millones de dólares

El más reciente informe del Comité de Reconstrucción y Reactivación Productiva reportó que la cuenta del dinero asignado para enfrentar el sismo ascendió, con corte del 21 de febrero de 2017, a más de 2.410 millones de dólares. La mayoría de los recursos fue destinada a la reconstrucción: 1.712 millones de dólares. Una cifra que, informó la entidad, se concentra en la reparación, recuperación y construcción de infraestructuras colapsadas, donde las viviendas de los damnificados son centrales.

El resto del presupuesto se asignó a atender la emergencia y a la reactivación productiva. Un factor que ha sido considerado vital por el comité, según informó, estará centrado en darle prioridad a las actividades económicas que predominan en las zonas afectadas, además de destinar una parte a la banca pública con el fin de que se otorguen créditos y así se acelere la producción.

Albergues: cada vez son menos

Según el Plan Reconstruyo Ecuador, para el 15 de marzo pasado continuaban en funcionamiento 18 albergues, con 3.997 personas. Lo que significa que desde la emergencia se han cerrado siete lugares de esta naturaleza. El informe del Comité de Reconstrucción registró que en el primer trimestre de seguimiento al terremoto, que empezó en mayo de 2016, había un total de 25 albergues en las provincias de Esmeraldas y Manabí, con un total de 8.282 bajo su cuidado.

Para el comité “la disminución paulatina de las familias albergadas" se debe a la reparación y construcción de viviendas que se ha ido adelantando para los damnificados. Sin embargo, en algunas zonas afectadas por el terremoto, los ciudadanos se han quejado por la demora en la construcción y entrega de las casas, como lo reportaron algunos medios locales.  Una situación que se contrapone al plan de cierre que detalló el comité: la fecha máxima para que estos refugios dejen de funcionar está prevista para la tercera semana de mayo de este año. No obstante, la ministra de Desarrollo le explicó a Andes que el cierre de los albergues depende avance de los programas de reasentamiento en las zonas afectadas. 

Vivienda

El Plan Reconstruyo Ecuador informó que hasta mediados de marzo se había terminado la construcción de un total de 6.135 viviendas, entre las que están en terreno urbanizado y las que se ubican en terreno propio. Además, se sumaron 13.307 casas reparadas. Frente a la respuesta del Gobierno para atender los desastres del terremoto, la ministra Rosero indicó que se proyectó la construcción de 45.000 soluciones habitacionales. De las que se espera 11.200 queden construidas a final de año.

El Comité de Reconstrucción también recordó que fue una prioridad que estas edificaciones cuenten con tecnologías sismoresistentes. Lo que quiere decir que se está enfocando la atención en vivienda a garantizar que en caso de un nuevo terremoto, las construcciones tengan las mejores condiciones para soportarlo, en la medida de los posible. El rubro de vivienda cuenta con una inversión de 508 millones de dólares, como lo reportó la Secretaría Técnica del Comité de Reconstrucción en un comunicado de prensa. Sin embargo, el costo calculado por la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo para la reconstrucción de este sector es de 652,8 millones de dólares.

El Plan Reconstruyo Ecuador informó que hasta mediados de marzo se había terminado la construcción de un total de 6.135 viviendas, entre las que están en terreno urbanizado y las que se ubican en terreno propio. Además, se sumaron 13.307 casas reparadas.

En su momento, el Ministerio de Desarrollo Humano y Vivienda reportó que el terremoto afectó a 35.264 viviendas: el 53,8% estaba en zonas urbanas. De ese porcentaje, apenas 4.960 de los hogares golpeados por el sismo fueron considerados como seguros, pese a necesitar reparaciones. En contraste, 13.962 viviendas fueron catalogadas como colapsadas o por demoler, inseguras o de uso restringido.

Red vial

El Comité de Reconstrucción reportó que la red vial en las provincias afectadas ya se encuentra habilitada y en funcionamiento. En la segunda semana de febrero, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas informó que 18 proyectos –como demolición de edificaciones afectadas, remoción de escombros y trabajos emergentes–fueron concluidos. El presupuesto invertido en esas acciones ascendió a los 179,6 millones de dólares.

En su informe de mayo de 2016, la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo reportó que fueron 83 kilómetros de vías en 31 carreteras los damnificados por el sismo. "Las principales afectaciones fueron, en su mayoría, hundimientos profundos, grietas longitudinales medianas y profundas, pérdidas de la banca, desprendimiento de las cunetas y aceras, y desestabilización de taludes", indicó la entidad. Además, en las provincias de Esmeraldas y Manabí, las más afectadas, se identificaron con daños 297 kilómetros en 20 tramos.

“La reconstrucción de los tramos afectados, así como la construcción de nuevas vías y mejoramientos" apuntan a aportar en la reactivación de la economía, explicó el comité antes de revelar que estas actividades generaron 4.800 fuentes de trabajo directas en Manabí y Esmeraldas.

(Crédito: RODRIGO BUENDIA/AFP/Getty Images)

Empleo

Las cifras del Plan Recosntruyo Ecuador arrojaron que al 15 de marzo de 2017 se generaron 48.000 empleos directos e indirectos. Además de que el 80% de la contratación fue para mano de obra local no calificada. La Secretaría Nacional de Planificación estimó una pérdida de 21.823 puestos de trabajo, tanto formales como informales. La mayoría de estos empleos corresponden al sector productivo con un 97%: la actividades más afectadas fueron la agricultura, acuacultura y pesca, seguidas del comercio y los servicios turísticos.

En este sentido, el Comité de Reconstrucción informó que la intervención para el sector de la agricultura y la pesca se enfocó en recuperar la infraestructura productiva. "El Gobierno central ha priorizado la recuperación de los canales de acceso fluviales, infraestructura comercial e infraestructura camaronera", señaló el reporte. Este sector ha recibido una inversión de 63,8 millones de dólares.

Educación

(Crédito: JUAN CEVALLOS/AFP/Getty Images)

Este fue uno de los primeros sectores en ser atendidos y en los que se logró reactivar el servicio. La información que entregó la ministra de Desarrollo indicó que 55.000 estudiantes de las zonas afectadas regresaron a clases apenas un mes después del terremoto. En los reportes preeliminares del Gobierno al momento del sismo se reportaron 88.000 niños afectados por el destrozo de 119 escuelas. Una cifra que aumentó para el 27 de mayo de 2016, cuando la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo registró que 325 establecimientos de educación reportaban daños medios o severos.

Ahora, según el Comité de Reconstrucción, los avances en este ámbito fueron de la mano con la reconstrucción y asignación de las viviendas de los damnificados, pues “se realizó el reordenamiento de la oferta educativa”. En este sentido, también los docentes fueron sectorizados según su domicilio para ampliar las opciones educativas y por eso “se contempla la construcción de 157 nuevas infraestructuras en Unidades Educativas pluridocentes”. La educación cuenta con una inversión de 197 millones de dólares, según el gobierno.

Tres semanas del terremoto, en mayo, "se inauguraron las clases en el ciclo Costa de forma regular en un 75,5% de los establecimientos educativos de la zona de afectación", reportó la Unesco en un informe sobre la respuesta educativa al terremoto.

Un nuevo sismo de 6,8 sacudió este miércoles a Ecuador. El temblor se presentó a 24 kilómetros de Rosa Zarate y afectó las localidades de Mompiche y Esmeralda, y fue a 31 kilómetros de profundidad. (Crédito: RODRIGO BUENDIA/AFP/Getty Images/Imagen de Archivo)

Las cifras de la tragedia

Acerca del autor