Gustavo Falcon.

(CNN) - Gustavo Falcon, hermano de uno de los traficantes de drogas de Miami más famosos en los años 80, Augusto ‘Willie’ Falcon, fue arrestado este miércoles en la noche, luego de evadir a las autoridades durante 26 años.

Las autoridades dieron con el paradero de Gustavo Falcon en marzo, después de descubrir que desde 1997 había estado utilizando una licencia de conducción fraudulenta en la Florida con un nombre falso, según le dijo a CNN el inspector principal del Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos Barry Golden.

Gracias a esa licencia, los agentes descubrieron que Gustavo, también conocido como ‘Tabby’, había estado viviendo en Orlando desde 1999, y el rastreo los llevó hasta una propiedad alquilada en el suburbio de Kissimmee. Un equipo de oficiales locales y de oficiales del Servicio de Alguaciles de Miami y de Orlando, junto con su grupo de trabajo de fugitivos, venía vigilando esa propiedad desde hace más de un mes.

“Era el último de los Cocaine Cowboys”, dijo Golden este miércoles en la noche.

Golden le explicó a CNN que las autoridades aprovecharon la oportunidad cuando vieron al que creyeron era Falcon y a su esposa salir para dar un largo paseo en bicicleta, el miércoles en la tarde. Los alguaciles los observaron recorrer cerca de 65 kilómetros y cuando estuvieron seguros de la identidad del fugitivo, capturaron a Falcon en una intersección, cerca de su casa.

“(Este golpe) significó mucho trabajo y algo de suerte, y dio resultado”, aseguró Golden.

En el momento del arresto, Falcon se apegó a la identidad falsa de la licencia de conducción con la que andaba, pero Golden dijo que después de un tiempo admitió cuál era su verdadero nombre. Fue capturado sin problemas y llevado a la cárcel del condado de Orange.

Falcon, su hermano Willie y su socio Salvador Magluta fueron imputados en 1991, acusados de ingresar cerca de 75 toneladas de cocaína en Estados Unidos durante 13 años, entre 1978 y 1991, según la acusación federal.

Willie y Magluta cumplen largas penas de prisión, pero Gustavo estaba prófugo desde 1991. Golden le dijo a CNN que al principio las autoridades creyeron que había huido a Cuba o a Suramérica, hasta que descubrieron la licencia de conducción falsa que los llevó a Orlando.