(CNN Español) - Marc Bartra, el futbolista español del equipo alemán Borussia Dortmund que resultó herido en las explosiones contra el autobús de su equipo el martes, dijo en un mensaje en la red social Instagram que lo vivido había sido "una experiencia que no desearía a nadie en este mundo".

"El dolor, el pánico y la incerteza de no saber lo que estaba pasando, ni cuánto tiempo duraría", escribió el jugador surgido de las fuerzas básicas del FC Barcelona.

"Fueron los 15 minutos más largos y duros de mi vida", añadió en el mensaje que es acompañado por una imagen de su familia visitándolo en el hospital.

El autobús del equipo Borussia Dortmund fue atacado el martes con explosivos cuando el club se dirigía del hotel a su estadio para su encuentro de la Champions League con el Mónaco. El partido fue suspendido y se jugó el miércoles.

El jugador, quien fue hospitalizado por una herida en la muñeca, dijo que en el transcurso de los días "el shock" ha ido disminuyendo, mientras que  se le suman las ganas de vivir y de seguir jugando al fútbol.

"Lo único que pido, LO ÚNICO, es que vivamos TODOS en paz y dejemos atrás las guerras. Estos días cuando me miro la muñeca, hinchada y malherida, ¿sabéis qué siento? Orgullo. La miro orgulloso pensando en que todo el daño que querían hacernos el martes, se quedó en esto", escribió Bartra, quien agradeció a doctores, enfermeras y todos lo que lo atendieron, así como a su equipo y todas las personas que le hicieron llegar su apoyo.

Hoy he vuelto a recibir en el hospital la visita que más feliz me hace. Ellas son mi todo, la razón por la que lucho para superar siempre los obstáculos y este ha sido el peor de mi vida, una experiencia que no desearía a nadie en este mundo. El dolor, el pánico y la incerteza de no saber lo que estaba pasando, ni cuánto tiempo duraría... fueron los 15 minutos más largos y duros de mi vida. A todo esto os quiero decir, que creo que el shock de estos días va disminuyendo cada vez más y a la vez se suman las ganas de vivir, de luchar, de trabajar, de reír, de llorar, de sentir, de querer, de creer, de jugar, de entrenar, de seguir disfrutando de mi gente, seres queridos, compañeros, de mi pasión, de defender, de oler el césped como hago antes de que empiece el partido y motivarme. De ver las gradas llenas de personas que aman nuestra profesión, gente buena que sólo quiere que le hagamos sentir emociones para olvidarse del mundo y sobre todo de este mundo en el que vivimos, cada vez más loco. Lo único que pido, LO ÚNICO, es que vivamos TODOS en paz y dejemos atrás las guerras. Estos días cuando me miro la muñeca, hinchada y malherida, sabéis qué siento? Orgullo. La miro orgulloso pensando en que todo el daño que querían hacernos el martes, se quedó en esto. Gracias a los doctores, enfermeras, fisioterapeutas y personas que me ayudan a recuperar y que la muñeca quede perfecta. A las miles y miles de personas, medios, organizaciones de todo tipo, el BVB y compañeros, que me habéis hecho llegar vuestro apoyo y cariño. Por pequeño que sea, me ha llenado increíblemente de fuerzas para seguir SIEMPRE adelante. Necesitaba escribir y desahogarme y así zanjar todo para ya solo pensar en ponerme al 100% lo más pronto posible! Un saludo muy grande! Marc 💛

Una publicación compartida de Marc Bartra (@marcbartra) el 14 de Abr de 2017 a la(s) 3:38 PDT

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js