(CNN) - Al menos 126 personas murieron por la explosión de un coche bomba durante una operación de evacuación de civiles en Siria.

La explosión ocurrió durante una operación de intercambio de evacuados entre el gobierno sirio y los rebeldes que involucraba a miles de personas, de acuerdo con los medios estatales sirios.

Por lo menos 109 de los muertos eran evacuados mientras que el resto eran socorristas y rebeldes que vigilaban el convoy, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Entre los fallecidos hay al menos 68 niños.

La cadena de televisión siria Al-Ekhbariya, favorable al régimen de Bashar al- Assad, reportó que "decenas de personas habían resultado muertas y heridas como resultado de una explosión terrorista contra residentes de Kafriaya y al-Fuah-ah durante la evacuación".

Residentes de estas dos villas favorables al régimen fueron evacuados el viernes como parte de un acuerdo. Los evacuados se dirigían a zonas de la ciudad de Aleppo controladas por el gobierno. Pero su convoy se detuvo en al-Rashidin, un suburbio de Aleppo, donde ocurrió la explosión, dijeron los medios estatales.

A los residentes de esas dos villas se les permitió evacuar en un intercambio que contemplaba la salida de combatientes rebeldes y sus familias de las localidades de Madaya y Zabadani.

Husam Mahmoud, activista opuesto al régimen, dijo a CNN que las evacuaciones se han reanudado.