(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió el domingo que su cambio de opinión sobre designar a China como manipulador de divisas era un movimiento estratégico hecho para atraer la cooperación de ese país sobre Corea del Norte

Trump, quien está pasando el fin de semana en su propiedad de Florida, escribió en Twitter: "¿Por qué llamaría a China manipulador de divisas cuando ellos están trabajando con nosotros en el problema norcoreano?".

"¡Ya veremos qué sucede!", añadió, dejando la posibilidad de que la decisión sea revertida.

Su mensaje llegó horas después de que Corea del Norte realizara una fallida prueba con un misil. Estados Unidos y sus aliados asiáticos habían estado en alerta elevada por las provocaciones de Pyongyang el sábado.

La declaración llega ocurre también días después de que Trump - en un giro respecto a sus promesas de campaña - declarara en una entrevista que su gobierno no identificaría a China como manipulador de su moneda, lo que habría provocado investigaciones.

"Ellos no son manipuladores de divisas", dijo Trump a The Wall Street Journal, explicando que Beijing no había manipulado su moneda, el yuan, durante meses.

Cuestionado durante una conferencia de prensa el miércoles sobre si pensaba que podría negociar un acuerdo con el presidente de China, Xi Jinping, sobre las prácticas monetarias de su país, Trump dijo: "Ya lo veremos, ya veremos eso".

Posteriormente en la semana, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos no identificó a China como manipulador de divisas en su reporte semestral sobre prácticas monetarias globales.

Trump ha mostrado una actitud transaccional hacia China, diciendo en entrevistas y comentarios que planea usar el comercio como herramienta de negociación para lograr la cooperación de Xi en cuanto a Corea del Norte.

Estados Unidos espera que China –el mayor socio comercial de Corea del Norte– pueda presionar a Pyongyang para que ponga fin a sus ambiciones nucleares.

El gobierno de Trump ha pregonado ciertos éxitos en ese frente en la última semana, incluyendo la suspensión de embarques de carbón de Corea del Norte a China. No obstante, las importaciones totales de China desde Corea del Norte han aumentado.