(CNNMoney) – Hace diez años ocurrió la masacre de la universidad Virginia Tech, en la que murieron 32 estudiantes y profesores: este domingo fue el aniversario. El día de la tragedia, el asesino hizo una pausa entre los disparos para enviarle por correo a NBC News el manifiesto en el que intentaba racionalizar el ataque. El mensaje llegó dos días después.

Una década después, los asesinos pueden simplemente usar la opción de Facebook Live e intentar explicar las razones de sus acciones a sus amigos en la red social. Todo en tiempo real.

Y eso fue lo que ocurrió en la tarde de este domingo. Los disparos contra anciano en Cleveland, Estados Unidos –que fueron perpetrados por un sospechoso que sostenía su teléfono móvil en una mano y el arma en la otra– provocaron la búsqueda intensa de un hombre, que un día después aún continuaba.

El sospechoso grabó el asesinato y lo subió a Facebook. Después se conectó a Facebook Live, la herramienta relativamente nueva para transmisiones en vivo, y describió el crimen.

Además, publicó actualizaciones de sus estados y etiquetó a varios de sus amigos en ellos. El presunto asesino aseguró que mató a otras 15 personas, pero la Policía no ha encontrado evidencia de víctimas adicionales. Su perfil de Facebook fue removido, pero tuvieron que pasar “varias horas” después del ataque para que eso ocurriera, según la información publicada por el medio de noticias tecnológicas The Verge.

Este asesinato ha renovado un conjunto de preguntas sobre los múltiples roles y responsabilidades que tiene Facebook tanto en el mundo virtual como en el real.

Entre ellas: ¿debería estar trabajando más duro la compañía en identificar y remover videos violentos con mayor velocidad? ¿Las capacidades de transmisión en vivo de la red social pueden causar más daño que beneficios?

Otros gigantes de Silicon Valley, como YouTube que pertenece a Google, también han estado bajo el escrutinio público debido a que algunos de sus usuarios han promocionado y compartido sus crímenes en las redes sociales.

Pero la ubicuidad pura de Facebook ha puesto a la compañía al frente y en el centro de las críticas.

“Desde su lanzamiento, (Facebook) Live ha permitido una mirada inédita a los tiroteos de la Policía, la violación, la tortura y los suficientes suicidios. Tanto que Facebook integrará herramientas de prevención de suicidio en tiempo real en la plataforma", escribió Emily Dreyfuss, de la revista Wired. “Y aunque los asesinatos han sido capturados por testigos en Facebook Live –y hay personas que incluso han sido muerto durante las transmisiones en vivo– esta parece ser la primera vez en la que un asesino se prepara para cometer un homicidio y luego sube el acto mismo, como sucedió” en Cleveland.

Copias del video del asesinato han circulado en Facebook, Twitter y otros sitios. Las empresas de tecnología tienen algoritmos y equipos de editores humanos, que están constantemente removiendo el material perturbador.

En la tarde de este domingo, Facebook señaló en un comunicado que "este es un crimen horrible y no permitimos este tipo de contenido en Facebook. Trabajamos muy duro para mantener un ambiente seguro en Facebook y estamos en contacto con la policía en situaciones de emergencia, cuando hay amenazas directas a la seguridad física ".

Este lunes, la compañía sostuvo que no tenía comentarios adicionales.