(CNN) - Un funcionario de Corea del Norte en Pyongyang le dijo a BBC que habrán pruebas semanales, mensuales y anuales de misiles.

"Estaremos haciendo más pruebas de misiles en una periodicidad semanal, mensual y anual", dijo el viceministro de Exteriores Han Song-ryol, quien añadió que una "guerra total" estallaría si EE.UU. toma acción.

Funcionarios de Corea del Norte han usado un lenguaje parecido en el pasado para referirse a la presencia y posibles intenciones de EE.UU. en la Península Coreana.

La entrevista llega después de una advertencia previa del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence. El estadounidense le dijo a Corea del Norte que no pusiera a prueba al presidente Donald Trump o la determinación de EE.UU..

Pence dijo durante su visita a Corea del Sur que la "era de la paciencia estratégica" había terminado. En Japón, este martes, el vicepresidente llamó a Corea del Norte "la amenaza más ominosa" en la región.

"El diálogo para buscar el diálogo es inútil es necesario que nosotros hagamos presión", dijo, "no vamos a arriesgar y no vamos a ceder hasta que alcancemos el objetivo de una Península Coreana desnuclearizada".

Este lunes, el representante de Corea del Norte en las Naciones Unidas lanzó una serie de amenazas y habló de diferentes escenarios bélicos frente a Estados Unidos.

Al condenar las acciones estadounidenses en Siria y las maniobras en la zona de Corea, Kim In Ryong, embajador norcoreano en la ONU, dijo durante una rueda de prensa que se "ha creado una situación peligrosa en la que podría estallar una guerra termonuclear en cualquier momento en la Península y supone una grave amenaza para la paz y seguridad mundial"

Aunque esa retórica no se había escuchado antes de un diplomático de la ONU, sí es lenguaje típico de la delegación de Corea del Norte.

Pyongyang está claramente alterado por el nuevo gobierno de Estados Unidos que ha dicho que la doctrina de "paciencia estratégica" con Corea del Norte se ha acabado.

El embajador norcoreano, leyendo un comunicado, les dijo a los reporteros que EE.UU. estaba "alterando la paz mundial y la estabilidad insistiendo en una lógica de gángsters que es la invasión de un Estado soberano es 'decisivo y proporcionado' y contribuye a 'defender' el orden internacional en su intención de aplicarla a la península coreana también".

El diplomático añadió que su país está listo para reaccionar a cualquier "modelo de guerra" de EE.UU..

Al embajador se le pidió responder al comentario del presidente de EE.UU. Donald Trump de este lunes cuando dijo que Corea del Norte debería "comportarse mejor", pero dijo que no comentaría.