Moscú (CNN) - El periodista ruso Nikolay Andrushchenko, quien criticó al presidente Vladimir Putin, murió tras estar en coma cerca de un mes luego de un sospechoso ataque, según el editor de su periódico y medios estatales rusos.

Andrushchenko, de 73 años, fundador del periódico privado Novy Peterburg (Noticias de San Petersburgo), había sido hospitalizado el 9 de marzo, dijo este miércoles la agencia estatal de noticias RIA Novosti.

Denis Usov, editor de Novy Peterburg, le aseguró a CNN que nadie sabía cómo Andrushchenko había sufrido las heridas que lo llevaron finalmente a la muerte. Sin embargo, dijo, "se sabe que poco antes de este incidente, fue asaltado cerca de su casa por algunas personas desconocidas, que lo golpearon y le exigieron algunos documentos relacionados con su trabajo profesional como periodista, ligados a sus recientes publicaciones".

En el último incidente, Andrushchenko fue encontrado en la calle por transeúntes con una herida en la cabeza, aseguró Usov. "Cuando fue atacado, estaba solo", dijo. "Es posible que haya sido un accidente, pero dado que se le presionó anteriormente por su trabajo, podríamos considerar que hay un elemento criminal en su muerte".

Nikolay Andrushchenko fotografiado en San Petersburgo (Rusia) en octubre del 2016.

Andrushchenko fue diputado en el consejo de la ciudad de San Petersburgo en la década de 1990, afirmó RIA Novosti. Usov afirmó que el trabajo como periodista de Andrushchenko se centró en los derechos humanos y las cuestiones penales.

En el 2008, fue acusado de difamación, incitar a la actividad extremista y de insultar a un representante gubernamental, aseguró RIA Novosti. Sin embargo, los cargos fueron posteriormente desestimados.

LEE: Los críticos de Putin que han terminado muertos o en prisión

El Comité para la Protección de los Periodistas expresó su preocupación en noviembre del 2007 por los cargos que enfrentó Andrushchenko, asegurando que era "evidente que las acciones de las autoridades apuntan a sofocar una voz de la oposición" antes de las elecciones parlamentarias. También señaló que había sido golpeado por atacantes desconocidos mientras se dirigía a su casa a principios de ese mes.

Boris Vishnevsky, legislador de San Petersburgo y excolaborador del periódico opositor Novaya Gazeta, le dijo a CNN que Andrushchenko había publicado algunos "informes muy duros", pero que no era uno de los críticos más prominentes o actuales de Putin.

Su periódico tiene una reputación como ultranacionalista, dijo Vishnevsky, y no parece tener un gran número de lectores.

"Por supuesto, no es posible excluir que el ataque en su contra estuviera de alguna manera relacionado con su actividad profesional, pero no daría esto como un hecho. Espero que se lleve a cabo una investigación", afirmó.

"Nikolay  no era una persona muy fácil. Puedo decir que era decente, sincero y honesto, pero nuestras opiniones políticas eran diametralmente distintas", agregó.

Emma Burrows, de CNN, reportó desde Moscú y Laura Smith-Spark escribió desde Londres.