(CNN) - Ivanka Trump fue abucheada en un evento en Berlín el martes cuando intentó defender el compromiso de su padre, el presidente Donald Trump, con asuntos relacionados con la mujer.

El evento, un panel de mujeres, inició con la primera hija explicando su papel en la Casa Blanca.

"Usted es la primera hija -el público alemán no está familiarizado con esto- ¿cuál es su papel? ¿A quién representa? ¿A su padre, al pueblo estadounidense o a su negocio?", preguntó Miriam Meckel, editora de la revista de negocios alemana Wirtschaftswoche.

"Bueno, ciertamente no al último, y no estoy muy familiarizada con este papel, así que es bastante nuevo para mí", respondió Trump, un importante asesora de su padre. "Llevo poco menos de 100 días, pero simplemente ha sido un tiempo increíble".

"Así que es muy temprano para mí. Estoy escuchando, estoy aprendiendo, estoy definiendo las formas en las que creo que voy a ser capaz de tener un impacto", agregó.

El público interrumpió a Trump con silbidos y abucheos durante una discusión sobre los permisos pagados cuando ella comenzó a describir a su padre como un defensor de las mujeres.

"Eso es algo de lo que estoy muy orgullosa de la defensa de mi padre, mucho antes de que llegara a la presidencia, él defendió esto en las primarias. Ha sido un gran defensor del apoyo a las familias y que se les permite prosperar", dijo Trump antes de que la multitud comenzara a reaccionar negativamente.

Meckel pidió a Trump que respondiera a aquellos que cuestionan si el presidente es un "gran poder empoderador de las mujeres", dada sus polémicas declaraciones anteriores.

"Ciertamente he oído las críticas en los medios de comunicación y eso ha sido perpetuado, pero sé por experiencia personal, y creo que las miles de mujeres que han trabajado con y para mi padre desde hace décadas cuando estaba en el sector privado son un testimonio de su creencia y sólida convicción en el potencial de las mujeres y en su capacidad para hacer el trabajo como cualquier hombre", dijo.

"Así que creo que en mi experiencia personal, como asesora, como hija, que puedo hablar en un nivel muy personal sabiendo que él me animó y me permitió prosperar", agregó Trump.

Trump también abrazó el título de feminista mientras criticó el movimiento por no ser suficientemente inclusivo.

"Me etiqueto como feminista y pienso en ello en términos muy amplios", dijo. "Pienso en ello como la creencia en la igualdad social, política y económica para todos los géneros".

 

Trump participó en una mesa redonda sobre el empoderamiento y el espíritu empresarial de las mujeres en el W-20, una cumbre del G-20 destinada a promover la participación laboral de las mujeres y la igualdad. Fue una de las ocho participantes, entre ellas la canciller alemana, Angela Merkel, la reina Máxima de los Países Bajos, y la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Preguntada más tarde acerca de los abucheos, Trump dijo a la prensa "la política es la política" y destacó sus comentarios acerca de la necesidad de participar en el diálogo.

"Estoy acostumbrado a ello, está bien", dijo.