(CNN Español) - La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció este miércoles que su Gobierno dará inicio al procedimiento para formalizar el retiro del país de la Organización de Estados Americanos (OEA) y que dejará de participar en sus reuniones.

La decisión se produjo en el mismo día en que 19 delegaciones aprobaron la resolución para la convocatoria a una reunión de cancilleres para discutir la situación del país. Hubo 10 votos en contra y cuatro abstenciones.

La decisión se produce también en medio del malestar social en Venezuela. Las protestas en curso durante todo este mes se han traducido en violencia y decenas de muertos. El malestar se debe a la insatisfacción con el Gobierno, acusado de mala gestión económica que resultó en la enorme escasez de bienes de primera necesidad, como alimentos y medicinas.

Los Estados miembros y el secretario de la OEA han expresado gran preocupación por la crisis a la que se enfrenta Venezuela.

Rodríguez había advertido que si los cancilleres de la OEA se reunían sin el aval de su país, Venezuela iniciaría el proceso de retiro del organismo.

"En la OEA, anunciamos que si persistían estas acciones intrusivas, arbitrarias, ilegales en contra de la soberanía de nuestro país, procederíamos inmediatamente a denunciar a la Carta de la OEA y a iniciar la retirada definitiva de Venezuela de esta organización regional", dijo Rodríguez.

La canciller agregó que el Gobierno dará a conocer formalmente su retirada del grupo, y se espera que el proceso tome dos años.

Pero, ¿cuáles son los pasos a seguir para que Venezuela pueda formalizar su salida del organismo?

Primero, ¿qué es la OEA?

La OEA, en su forma actual, se creó en 1948 y tiene como objetivo promover entre los Estados miembros un "orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia", según se lee en la Carta de Interamericana de la OEA.

Venezuela es miembro fundador de la OEA y esta es la primera vez en la historia de la organización que un Estado inicia el procedimiento de retirada, previsto en la Carta, aunque sí hubo un caso de expulsión.

En 1962, la OEA decidió expulsar a Cuba, exclusión levantada en 2009.

Un proceso de dos años

Según el Artículo 143 de la Carta de la OEA, esta "regirá indefinidamente, pero podrá ser denunciada por cualquiera de los Estados miembros mediante comunicación escrita a la Secretaría General, la cual comunicará en cada caso a los demás las notificaciones de denuncia que reciba".

La canciller venezolana dijo que presentaría dicha comunicación en las próximas horas.

El Artículo 143 agrega que "transcurridos dos años a partir de la fecha en que la Secretaría General reciba una notificación de denuncia, la presente Carta cesará en sus efectos respecto del Estado denunciante y este quedará desligado de la Organización después de haber cumplido con las obligaciones emanadas de la presente Carta".

Estas últimas líneas del Artículo son muy importantes, porque establecen la obligación de los Estados miembros a cumplir con sus responsabilidades antes de retirarse. Dichas responsabilidades pueden ser de carácter económico, político o social.

Las responsabilidades pendientes de Venezuela

Antes de su retiro, Venezuela deberá efectuar un pago pendiente que tiene dentro de la organización por más de 8,7 millones de dólares.

La deuda que acumula está vigente desde antes del comienzo del Secretariado de Luis Almagro, en 2015, y no incluye la cuota de 2017 de 1,8 millones de dólares.

Así mismo, en el período de 24 meses en los que Venezuela siga siendo parte de la OEA, el país deberá apegarse a los principios de la Carta Democrática, que incluyen el respeto a la democracia representativa, derechos humanos, separación de poderes y libertad de expresión.

También durante este período, los países miembros podrán seguir debatiendo y sosteniendo sesiones sobre la situación en Venezuela y las resoluciones adoptadas serían de obligatorio cumplimiento. Esto incluye cualquier decisión en torno a una posible activación de la Carta Democrática Interamericana.

Por otro lado, durante estos dos años, Venezuela seguirá disfrutando de los beneficios de ser miembro de la organización. Podrá seguir participando, si lo desea, en las reuniones de la OEA hasta oficializar la salida.

Cabe mencionar que, pese a los estatutos establecidos dentro de la carta de la OEA, la organización no cuenta con ningún mecanismo para garantizar el cumplimiento de la normativa.

Dicho cumplimiento recae en la voluntad de cada Estado.

¿Qué dice la oposición?

Legisladores opositores  dijeron que el retiro del país de la OEA debe ser decidido en la Asamblea Nacional.

"La única manera de que ya no formemos parte de estos organismos multilaterales sería con una reforma constitucional", dijo la diputada Delsa Solórzano.

En la misma línea, el diputado Freddy Guevara dijo en el programa Conclusiones, de CNN Español, que el procedimiento "no solo tiene que pasar por la Asamblea Nacional sino que se tendría que modificar la Constitución".

"Son patadas de ahogado", agregó Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.