(CNN Español) - Aparecieron en Argentina los restos de Araceli Fulles, la joven de 22 años que se encontraba desaparecida desde principios de mes. Su cuerpo fue hallado este jueves por la noche, gracias al equipo de perros rastreadores de la policía, pero su familia recién puedo reconocerlo este viernes en la morgue judicial.

Fueron varias horas de angustia desde que el jueves por la noche fue hallado su cuerpo. Pero luego de 26 días de búsqueda, este viernes la familia de Araceli Fulles, la joven desaparecida desde el 1 de abril, tuvo la confirmación de la peor noticia.

Según reportó la agencia Télam, perros rastreadores y un equipo de policías de la provincia de Buenos Aires encontraron su cuerpo. Estaba tapado con cal y debajo de una losa de cemento de 35 centímetros en una vivienda ubicada a pocas cuadras de su casa, en la localidad de Loma Hermosa, en el noroeste de Buenos Aires.

La joven había sido vista por última vez el 1 de abril. Según contó su familia, a la mañana siguiente, le había mandado un mensaje por WhatsApp a su madre. Pero nunca más la vieron.

"Lo único que tenemos es el audio en que ella llama a las 7 de la mañana, más o menos 7 y 10, madre prepara las cosas del mate que estoy yendo para casa, después nunca llegó”, relató Ricardo Fulles, padre de Araceli.

Mientras se sucedían los días, la joven seguía sin aparecer y ante la falta de noticias sobre su paradero, la familia realizó varias marchas por la zona donde vive.

Ni la recompensa de más de 30.000 dólares ofrecida por el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, sus pertenencias encontradas a unas cuadras de su casa ni el alerta amarilla emitida por Interpol fueron suficientes para encontrarla con vida.

Según afirmaron los investigadores a la agencia Télam, la data de muerte es de entre 28 y 30 días, un lapso compatible con su desaparición.

Por el crimen la justicia dice que el principal sospechoso es un hombre de 29 años identificado como Darío Baradacco, que fue capturado el viernes. Según Télam, vivía en la casa donde fue hallado el cuerpo. En el lugar, la policía continúa realizando pericias para poder obtener mayores precisiones.

Por el hecho ya hay seis detenidos: cuatro por el delito de homicidio agravado y otros dos, compañeros de trabajo del principal acusado, por encubrimiento agravado.

Desde un principio la familia criticó la lentitud de la investigación y, conocido el desenlace, volvió a hacerlo. Desde la justicia no han respondido.

El padre dijo que “esto no se termina acá. Porque ahora van a venir muchas cosas que se hicieron mal. Y bueno, la fiscal, sinceramente, no sabe ni dónde está parada. No supo nunca ni desde un principio”.

El caso de Araceli Fulles vuelve a engrosar la triste estadística de feminicidios de la Argentina. Según organizaciones no gubernamentales que trabajan en el tema, en el país asesinan a una mujer cada 30 horas.