(CNN) - Ya sea que comas sushi en un restaurante japonés o de un supermercado local, no hay duda de que se ha convertido en un alimento muy popular –y eso son buenas noticias.

El sushi puede ser un añadido muy saludable en tu dieta, especialmente cuando está lleno de vegetales, pescados enriquecidos con omega 3 como el salmón y el atún, y pequeñas cantidades de aguacate, muy bueno para el corazón.

Pero lo saludable del sushi puede caer rápidamente, dependiendo de cómo esté preparado. Entre los saboteadores de este alimento están el tempura y condimentos como la mayonesa y el queso crema, que aumentan significativamente la grasa no saludable y las calorías.

Por ejemplo, un rollo de camarón con tempura aderezado con mayonesa picante puede contener más de 500 calorías y más de 20 gramos de grasa –eso es el doble de las calorías y tres veces la grasa de un rollo California con cangrejo.

(Photo by Sean Gallup/Getty Images)

La salsa de soya, rica en sodio, también puede ser una preocupación; una pequeña cucharada contribuye con 900 miligramos de sodio, o cerca del 405 del límite diario recomendado. En comparación, 10 pretzels salados tienen 744 miligramos de sodio. Si estás vigilando tus niveles de sodio, pide por alguna versión baja en este elemento o elimínalo por completo.

Otro consejo para tener en cuenta: aunque el arroz blanco puede ser agradablemente pegajoso, normalmente está hecho con azúcar y sal con vinagre y es una fuente de carbohidratos refinados. En su lugar puedes pedir arroz integral. Aunque puede que también contenga azúcar, este es más rico en granos enteros y ofrece un incremento de fibra.

Y si estás embarazada o tienes un sistema inmunitario alterado, no te arriesgues a enfermarte por comer pescado crudo.

Un último consejo: al comer sushi, que esté lleno de mariscos y que sea simple.

Lisa Drayer es nutricionista, autora y periodista de salud