(CNN) - El presidente de Estados Unidos Donald Trump accedió a renegociar el TLCAN, el tratado de libre comercio con México y Canadá, también conocido como NAFTA.

Pero está alertando a todo el mundo: si el nuevo tratado no es bueno, sacará a Estados Unidos. Por su parte, México ha dicho lo mismo: que necesita un tratado en el que todos ganen o se retirará. Canadá también reclama un buen tratado.

LEE: Trump accede a no acabar con el TLCAN por ahora tras hablar con Peña Nieto y Trudeau

Antes de llegar a un nuevo acuerdo, Trump tiene una larga lista de cosas por hacer y asuntos por considerar.

Esta es la lista de tareas de Trump:

1. Hacer que el Congreso confirme a Lighthizer — Robert Lighthizer es el designado de Trump para ser el nuevo representante de las negociaciones en el NAFTA de Estados Unidos . Es un experto en leyes de comercio internacional y se espera que lidere las negociaciones del tratado por ese país. Los demócratas en el Congreso habían suspendido su confirmación alegando razones técnicas y un proyecto de ley sobre las pensiones de los mineros del carbón y beneficios de salud. Se espera que el voto completo del Senado para confirmar a Lighthizer ocurra en una o dos semanas.

2. Notificarle al Congreso — Esto es grande. El nuevo representante deberá avisarle al Congreso que el gobierno intentará renegociar el TLCAN.

3. Esperar un periodo de 90 días — Un requisito de la notificación es que el Congreso y el sector privado tengan un periodo de 90 días de consulta para revisar los planes del gobierno antes de que las negociaciones empiecen. México completa su periodo de consulta esta semana y Canadá también está lista para llegar a la mesa.

4. Presentar una propuesta detallada — El equipo de Trump debe entregar una propuesta detallada al Congreso con lo que buscarán en el nuevo NAFTA, así como un tiempo específico de cuándo empezarán las negociaciones. Hasta el momento, Trump no ha dicho mayor cosa de lo que quiere exactamente en un nuevo tratado para traer de nuevo los trabajos de manufactura al país. Este aviso podría proveer algunos detalles para alcanzar ese objetivo.

5. Trump debe reunirse con el Congreso en caso de que así se requiera — Específicamente, los más altos funcionarios del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes y del Comité de Finanzas del Senado pueden tener preguntas sobre este plan.

6. Predecir el impacto en las industrias — Durante el periodo de consultas, el equipo de Trump tiene que darle al Congreso un análisis de los impactos potenciales de los impuestos de Estados Unidos en los sectores de agricultura, textiles y vestimenta. El análisis puede requerir reuniones adicionales sensibles a los cambios de la política del tratado.

7. El gobierno necesita un fast track — Una razón importante para hacer la notificación es obtener la llamada “autoridad de promoción comercial” también llamada fast track o vía rápida. Esto le permitirá a Lightnizer negociar el TLCAN sin intervención del Congreso. Cuando las negociaciones estén listas, el equipo de Trump presenta en el Congreso el tratado renegociadopara que sea votado con un simple “sí” o “no”. El congreso no puede negociar el tratado bajo esta figura.

8. Las negociaciones del NAFTA empezarían mínimo en agosto — Si se activa el periodo de 90 días a principios de mayo, las negociaciones podrán iniciar en agosto.

9. Trump se está quedando sin tiempo — Los líderes mexicanos quieren que las negociaciones terminen antes de 2018. México tendrá elecciones presidenciales en julio de 2018 y el actual presidente no puede presentarse nuevamente debido a límites constitucionales. El actual líder y candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador quiere que México retrase las negociaciones. El equipo de Trump tiene cinco meses para renegociar con el gobierno actual de México.

El NAFTA original tuvo que pasar por años de negociación a principios de la década de 1990.

10. No solo México le pisa los talones. El Congreso también — Las elecciones de mitad de periodo en el otoño de 2018 son otro incentivo adicional para renegociar lo más pronto posible el tratado antes de que estas empiecen a enlodar demasiado las aguas para que pase en el Congreso.