(CNN) - Brad Pitt no quiere entrar en una espantosa pelea por la custodia con Angelina Jolie.

En su primera gran entrevista después del divorcio de la pareja, Pitt le dijo a GQ Style que no quiere que las cosas se pongan feas, en particular sobre la custodia de los seis hijos que tiene con Jolie.

"Me niego a eso", dijo. "Y afortunadamente mi compañera está de acuerdo. Es muy, muy inapropiado para los niños, que de repente tengan una familia destrozada".

La pareja de celebridades sorprendieron al mundo anunciando su divorcio en septiembre de 2016, tras dos años casados y más de 10 años juntos.

Hubo mucha especulación sobre lo que pasaría con sus hijos: Maddox, de 15 años, Pax, de 13, Zahara, de 12, Shiloh, de 10 y los gemelos Vivienne y Knox.

Tan pronto fue anunciada la separación, Pitt fue investigado por un incidente familiar que ocurrió en un avión privado durante vacaciones familiares.

HOLLYWOOD, CA - APRIL 05: Executive producer Brad Pitt attends the premiere of Amazon Studios' 'The Lost City Of Z' at ArcLight Hollywood on April 5, 2017 in Hollywood, California. (Photo by Rich Fury/Getty Images)

(Rich Fury/Getty Images)

Pitt fue absuelto de cualquier cargo de abuso infantil.

Pitt, quien se ve un poco más delgado, dijo que la separación ha sido difícil para la familia, especialmente al comienzo.

La estrella admite que recurrió al alcohol en el pasado para superar sus problemas.

"Estaba bebiendo mucho", dijo. "Se estaba volviendo un problema. Y realmente estoy feliz de que haya sido ya un año y medio, lo que es agridulce, pero ya tengo control sobre mis emociones de nuevo".

Pitt dice que no quiere que haya malestar entre él y Jolie.

"Veo que le ha pasado a algunos amigos", afirma, "que cuando una pareja se separa hay uno que no puede contar su parte y sigue compitiendo con el otro y quiere destruirlo y alcanzar esa reivindicación atacándolo y en ese odio se van años de la vida. No quiero vivir así", afirma.

Jolie ya había hablado del divorcio en una entrevista con la BBC en febrero de este año.