(CNN Español) - En medio de la creciente preocupación mundial por el peligroso juego en internet de la Ballena Azul —relacionado a varios casos de suicidios en países como Colombia— la policía de Bolivia está en alerta luego de varias denuncias que han sido desestimadas. Aunque no ha dejado ninguna víctima mortal en ese país, la popularidad del juego ha prendido las alarmas en las autoridades bolivianas.

Según las autoridades, existen perfiles en redes sociales —particularmente en Facebook y otros en Twitter— en los que se les pone una serie de retos a las persona que deciden jugar y documentar las pruebas que allí se les exige. Al final, la última prueba sobrepasa todos los límites: el suicidio.

La policía de Bolivia organizó una campaña nacional a través de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) para prevenir estos casos. Las campañas tienen como objetivo principal adolescentes y jóvenes entre los 12 y 19 años, que es la población más vulnerable, según le dijo a CNN el coronel Johny Aguilera, director departamental de la Paz de la FELCC.

“Consideramos que esta es la población vulnerable, pues son justamente estas personas que están comprendidas en este rango quienes buscan mayores emociones y darle algún sentido a su existencia o para llamar la atención o para justificarse”, dijo Aguilera.

Policía de Bolivia investiga casos y descarta versiones

Según el director de la Policía de Bolivia, general Abel de la Barra, en el país se han hecho unas 14 denuncias de personas que habrían empezado ese juego, pero hasta el momento todas estas se han descartado. De la Barra mencionó un caso de un joven que subió a redes sociales una foto de un gato incinerado, que supuestamente hacía parte del reto, pero según investigaciones, dice él, esa imagen era de 2012, por lo que se desvirtuó la amenaza.

Macabro juego de 'La Ballena Azul' preocupa a Colombia, ¿cómo evitar que los jóvenes caigan en él?

“Para la tranquilidad de nuestra sociedad, Bolivia todavía, gracias a Dios, no se ha confirmado ningún caso. Todo está en proceso de investigación. Estamos alerta con nuestros mecanismos especializados para estos casos y para dar una pronta respuesta si así se presentara el caso”, dijo de la Barra.

Este miércoles algunos medios locales reportaron, citando al general Abel de la Barra, la confirmación de un caso que supuestamente ocurrió en la ciudad de Potosí, a unos 530 kilómetros de La Paz, la semana pasada. Sin embargo, este jueves el mismo general de la Barra le confirmó a CNN en Español desde la ciudad de Tarija, al sur del país, que se trató de una falsa alarma y que hasta el momento no se ha registrado ninguna víctima por esta actividad.

“Después de hacer un trabajo de investigación, seguir los procedimientos, mover gente especializada, activar todos los mecanismos de investigación y de patrullaje cibernético, llegamos a la conclusión de que la adolescente en sí ha mentido, ha hecho una falsa denuncia, una falsa alarma a objeto de que sus papás le presten mayor atención”, le dijo el general de La Barra a este medio.

Según la prensa local, la víctima había sido una adolescente de 14 años de secundaria, que se había conectado a través de WhatsApp para jugar este juego. Pero después de una investigación sobre la denuncia, se descartó el caso.

“Llegamos a la conclusión de que la supuesta víctima hizo toda esta denuncia porque quería llamar la atención de sus papás. Desde luego trabajamos con sicólogos y expertos que corroboraron esa situación”, agregó de la Barra.

 

Foto de archivo: Según la policía, los adolescentes y jóvenes entre 12 y 19 años son los más vulnerables a este tipo de actividades peligrosas en internet. (Crédito: FRANCK FIFE/AFP/Getty Images)

El coronel Aguilera también confirmó que el caso de una víctima de Potosí que se había reportado supuestamente por el juego de la Ballena Azul, fue falso y que la supuesta víctima lo hizo "para llamar la atención de sus padres".

¿Cómo prevenir estos casos?

Entre las medidas de prevención se encuentran patrullajes virtuales en los que las autoridades buscan paginas que inviten a efectuar este tipo de comportamientos, como el de la Ballena Azul, que atenten contra la vida de los internautas.

La amenaza ha sido descartada.

“No hemos encontrado, desde el punto de vista material, ninguna actividad que haya materializado este tipo de conductas en nuestro país”, dice Aguilera.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen sigue alerta tratando de evitar los crímenes virtuales. Estos no solo se centran en hacer seguimiento a ese juego, sino también a otras amenazas más cotidianas como la trata de personas, estafas y extorsiones, estos dos últimos, los más comunes en el país, según Aguilera.

En Bolivia las alarmas por la posible penetración de la Ballena Azul están encendidas y las autoridades trabajan en campañas de prevención para evitar estos casos, además de tomar los ejemplos de otros países como Colombia, donde la Unidad contra Delitos Informáticos de la Policía investiga la relación de algunas muertes con ese juego.

¿Cómo pueden actuar los padres para evitar estos casos? "Con una acción natural: darles mucho amor y mucha atención a los hijos”, dice el general de la Barra. “Dedicarles el tiempo suficiente para que los hijos no se distraigan en la Ballena Azul, sino otras situaciones”.

“Unidad familiar, amor, atención. Esa sería mi recomendación. Es la mayor contribución que puede hacer un padre de familia o un tutor legal para que [los jóvenes] no se involucren en estos hechos”, puntualiza el general de la Barra.

Los jóvenes buscan mayores emociones y darle algún sentido a su existencia, o para llamar la atención o para justificarse

Coronel Johny Aguilera, director director FELCC La Paz.