(CNN) - Los brasileños están tomando más cerveza. Y la compañía cervecera más grande del mundo finalmente está volviendo a ganar más clientes en su patio trasero.

Anheuser-Busch InBev (BUD), firma brasileña y fabricante de Budweiser y otras marcas, reportó sólidos resultados este jueves, respaldado por las ventas de cerveza que se recuperaron en el mercado de su país.

"Seguimos siendo optimistas sobre Brasil a largo plazo", indicó la compañía en su declaración sobre las ganancias. El buen comienzo del 2017 puede ser una señal de las cosas que están por venir para la economía de Brasil. Las ventas cerveceras de AB InBev, medidas en volumen, subieron un 3,4% en los tres primeros meses de este año.

(Crédito: CHRISTOPHE SIMON/AFP/Getty Images)

Si bien no es una cifra muy elevada sí es mucho mejor que el descenso del 5,3% en el volumen de cerveza que la compañía sufrió el año pasado en Brasil. Sin embargo, los funcionarios de AB InBev también advirtieron que los volúmenes probablemente disminuirán esta primavera.

Cualquier repunte es revelador para Brasil, que está pasando por su peor recesión. El desempleo alcanza su máximo histórico del 13%, y millones están sin trabajo.

A pesar de los Juegos Olímpicos de verano en Río de Janeiro el año pasado, las ventas de cerveza cayeron en Brasil mientras una crisis política y económica eclipsó el impulso del turismo.

La mayoría de los economistas creen que la economía de Brasil atraviesa la peor parte de su recesión y comenzará a crecer este año, aunque a un ritmo glaciar. Si es cierto, esta sería una buena noticia para AB InBev, que obtiene el 16% de sus ventas totales de Brasil.

Las acciones de AB InBev subieron un 4% este jueves en los sólidos resultados de la compañía.