(CNN Español) - Uno de cada tres brasileños es pariente o amigo de una víctima de asesinato en ese país, según un estudio publicado este lunes por el Instituto Datafolha, investigación encargada por el Foro Brasileño de Seguridad Pública.

Según el estudio, al menos unos 50 millones de brasileños mayores de 16 años perdieron a un familiar o conocido por causa de un homicidio o “latrocinio” (robo seguido de muerte), según el estudio. La cifra representa una gran parte de la población de ese país que en julio de 2016 ascendía a unos 205, 8 millones de habitantes.

El documento muestra que la violencia cotidiana es más cercana a la población negra (38%) que a la blanca (27%).

“El 52% de los brasileños adultos declararon que han sido víctimas de la violencia o que conocen a alguien que fue víctima de ella”, dicen los resultados del informe. “De los siete tipos de violencia que fueron encontrados, tres hablan sobre la experiencia propia del entrevistado (si ha sufrido un intento de asesinato, si ha sido herido por un cuchillo u otra arma o si fue herido por arma de fuego) y la cuarta corresponde a si el encuestado conoce a alguien que haya sido víctima de homicidio u latrocinio”. dice el estudio.

Esta última respuesta tuvo la mayor cantidad de respuestas afirmativas con un 35%.

La percepción del nivel de homicidios en Brasil es elevadísima: el 94% de los encuestados creen que la tasa de homicidios en Brasil es muy alta y el 96% de los encuestados piensa que todos los niveles de gobierno deberían unirse para reducirla.

“Las principales víctimas de homicidios en Brasil son jóvenes negros de sexo masculino”, añade el informe.

En 2014, Brasil ocupaba el puesto número 10 en la lista de los países con más homicidios por cada 100.000 habitantes, según cifras de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito citadas por el Banco Mundial. Los primeros países en la lista son Honduras (75/100.000); El Salvador (64/100.000) y Venezuela (62/100.000).

Un estudio publicado en 2015 por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal A.C., de México (CCSPJP), ubicó en su top 20 de las ciudades más peligrosas del mundo a 10 ciudades brasileñas.

En la encuesta participaron 2.065 personas de 150 municipios del país entre el 3 y el 8 de abril de este año.

La semana pasada se registraron enfrentamientos en una favela de Río de Janeiro entre narcotraficantes, un hecho que mostró la creciente inseguridad que se vive en esa ciudad.

La intervención de la policía local culminó con 2 muertos, 45 detenidos y la incautación de 32 fusiles de asalto. Los criminales respondieron al operativo policial incendiando 8 autobuses y dos camiones de mercancías, según la policía militar de Río de Janeiro.

Para muchos brasileños la sensación es que se ha producido un retroceso de una década en materia de seguridad pública y que la estrategia de pacificación de las favelas ya no tiene más credibilidad.