(CNN Español) - Mejorar los ambientes contaminados podría prevenir 39 de cada 100.000 casos de muertes producidas por cáncer en Estados Unidos. Así lo afirma un estudio realizado por un equipo de expertos de la Universidad de Illinois, publicado en la revista científica Cancer este lunes.

La investigación de Jyotsna Jagai y su equipo halló que un medio ambiente contaminado está fuertemente relacionado con el aumento en los casos de cáncer.

Para llegar a esa conclusión, los expertos compararon los datos de incidencia de cáncer en Estados Unidos entre el 2006 y el 2010 con la información del Índice de Calidad Ambiental de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, que mide la exposición acumulativa a peligros medioambientales, entre los años 2000 y 2005.

LEE: ¿Existe un vínculo entre el cambio climático y la diabetes?

Al comparar los datos, los expertos encontraron que había un aumento en la incidencia de cáncer y un decrecimiento de la calidad del medio ambiente. La relación entre ambas cosas, según los investigadores, fue más clara en los cánceres de seno y de próstata.

De acuerdo con los expertos, el entorno en que vivimos puede influenciar procesos biológicos como el funcionamiento de las hormonas y alterar también el ADN. Todos esos, factores de riesgo para desarrollar ciertos tipos de cáncer.

MIRA: ¿Causan cáncer los implantes mamarios?

“Existe una tensión sobre si enfocarse en exposiciones individuales o acumulativas a entornos contaminados”, escribió en un editorial adjunto al estudio llamado “Impacto del medio ambiente en el cáncer: ver el bosque por los árboles” la investigadora Scarlett Gómez, del Instituto de Prevención de Cáncer de California. 

Según ella, aunque identificar exposiciones individuales puede permitir que se traten los casos de manera focalizada, identificarlos también es difícil porque muchos factores potenciales de cáncer están enlazados. Por ejemplo, señala el hecho de que las personas de estratos socioeconómicos bajos tienden a vivir en áreas con índices muy pobres en materia de calidad medioambiental.

El equipo de Jagai le dijo a la revista New Scientist que la propuesta del presidente Donald Trump de recortar el presupuesto de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, que fue la proveedora de buena parte de la información usada en el estudio, afectará severamente el trabajo de los investigadores científicos y, por ende, su contribución a reducir los factores de muchas enfermedades, como el cáncer.