(CNNMoney) - Puerto Rico se encuentra en medio de una grave crisis económica.

La isla tiene 74.000 millones de deuda y otros 50.000 millones de obligaciones pensionales en sus libros, haciendo de su caso, de lejos, la bancarrota municipal más grande jamás registrada.

Los documentos de la Corte sobre la bancarrota de Puerto Rico pintan un escueto escenario de cómo es la vida y qué tan abrumadora es la crisis.

LEE: Puerto Rico está en quiebra y busca la mayor reestructuración de deuda en la historia de EE.UU.

1. Menos de un millón de personas tiene trabajo

La isla tiene una población de cerca de 3,5 millones de personas y solo cerca de un millón de ellos están empleados. Obviamente no todos ellos tienen la edad suficiente para trabajar o están buscando trabajo. Pero la tasa de desempleo de Puerto Rico pasó el 12% en octubre y es más del doble que en Estados Unidos.

La falta de trabajos, particularmente bien pagados, también ha llevado a que la población haga un éxodo masivo de su país. La población de la isla ha caído en un 10% desde 2007.

“El crecimiento económico negativo ha persistido por nueve de los últimos diez años junto a una disminución de la población destacada por la salida de jóvenes doctores y otros profesionales”, según los documentos de la bancarrota.

CNNMoney halló que los doctores están dejando Puerto Rico a un índice de uno por día.

2. Le debe 8 millones de dólares a Microsoft

Los documentos de la corte revelan que Puerto Rico le debe la mayoría del dinero a 20 acreedores. La deuda más grande es de 12.000 millones de dólares y se le debe al Banco Popular de Puerto Rico que es el fideicomisario de los bonos masivos que la isla ha emitido para ayudar a financiar las operaciones del día a día.

En 2014, 364 médicos dejaron la isla para no regresar jamás. El año pasado, 500 médicos dejaron la isla. La mayoría de ellos movidos por posiciones lucrativos en Estados Unidos.

Hay algunos otros nombres en la lista: Puerto Rico le debe a Microsoft más de 8 millones de dólares por “servicios” que la compañía de software le ha proporcionado. También le debe 3,2 millones de dólares a Manpower, la agencia de reclutamiento de empleados.

Ninguna de las compañías respondieron inmediatamente a un requerimiento para comentar sobre las deudas de la isla.

3. Puerto Rico podría enfrentar “muchas” demandas de acreedores

La isla enfrentaba al menos 22 demandas de acreedores en el momento que los documentos fueron archivados el tres de mayo.

La bancarrota podría ayudar a Puerto Rico a permanecer protegida de estas demandas.

Una nueva ley llamada PROMESA salvaguardaba originalmente a la isla de demandas. Como la ley de protecciones expiró el 1 de mayo, la declaración de bancarrota creó un nuevo escudo para Puerto Rico.

Si un juez federal declina tomar el caso, Puerto Rico podría ser enviado de vuelta al tanque de tiburones legales.

4. Cortar los fondos de Obamacare hará que la crisis sea "exponencialmente" peor

Un documento en la demanda dice que los puertorriqueños y acreedores son “víctimas de una situación de crisis que se está empeorando exponencialmente”.

La demanda asegura que la isla está destinada a perder cientos de millones en fondos de la Ley de Cuidado de Salud el próximo año. Y añade que la pérdida de los fondos se proyecta en el costo de la comunidad en más de 16.000 millones de dólares en la próxima década.

5. Los programas de pensión están agonizando

Se espera que los tres principales sistemas de retiro en Puerto Rico “agoten” sus activos entre julio y diciembre, según los documentos.

La mancomunidad dice que ya ha hecho extensivas reformas al sistema de pensiones que reducirán los futuros beneficios, y que se está trabajando en mayores reformas. Pero el gobierno y los empleadores han prometido demasiado y no le han pagado lo suficiente al sistema de pensiones.

Eso deja al sistema para empleados públicos "severamente subfinanciado", según los documentos presentados ante el tribunal.