(CNN) - El entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le advirtió al presidente electo Donald Trump en noviembre acerca de la contratación del teniente general jubilado Michael Flynn como su asesor de seguridad nacional, confirmaron funcionarios del gobierno de Obama a CNN.

Obama le advirtió a Trump sobre Flynn durante su reunión en la Oficina Oval el 10 de noviembre, días después de que Trump fuera elegido presidente. Las preocupaciones de Obama, que le transmitió a Trump, no estaban relacionadas con el despido de Flynn por parte de la Agencia de Inteligencia de Defensa, sino más bien con el curso de la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016. "El nombre de Flynn siguió apareciendo", según una fuente del gobierno de Obama.

Michael Flynn, asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, renunció el 13 de febrero en medio de un escándalo de comunicaciones con Rusia.

La Casa Blanca confirmó este lunes que Obama planteó preocupaciones sobre Flynn durante su reunión en noviembre en la Oficina Oval con Trump. "Es cierto que el presidente Obama le hizo saber que no era exactamente un fanático del general Flynn", dijo el secretario de prensa, Sean Spicer.

Dijo que las preocupaciones no deberían haber sido una sorpresa, ya que Flynn fue un "crítico abierto" de las deficiencias del gobierno de Obama en política exterior.

Spicer dijo que si la administración de Obama estaba "realmente preocupada" por Flynn, hay medidas que podría haber tomado, entre ellas la suspensión de su habilitación de seguridad.

Flynn anteriormente sirvió como jefe de la Agencia de Inteligencia de Defensa bajo en la gestión de Obama hasta que fue presuntamente forzado a salir de su cargo en el 2014 por desacuerdos internos sobre la política y la gestión.

Trump no le prestó atención al consejo de Obama sobre Flynn, trayendo a su equipo de gobierno al exoficial de inteligencia militar que lo apoyó durante su campaña, nombrándolo como consejero de seguridad nacional. Trump despidió a Flynn 24 días después, cuando se conocieron sus conversaciones con el embajador de Rusia ante Estados Unidos, Sergey Kislyak.

Las noticias sobre esta advertencia llegan cuando la ex fiscal general Sally Yates está lista para testificar ante el Congreso sobre las preocupaciones que expresó a los funcionarios del gobierno de Trump acerca de los contactos de Flynn con funcionarios rusos, a saber, con Kislyak.