(CNN) – Los observadores de la realeza no estaban distraídos cuando la novia del príncipe Enrique, la actriz estadounidense Meghan Markle, apareció para verlo competir en un juego de polo de caridad.

Fue la primera aparición pública del príncipe Enrique Carlos Alberto David de Gales junto a la artista Markle.

Así que cada detalle sobre el encuentro, desde el vestuario de ella (según se reportó, un vestido azul sin mangas con un dobladillo asimétrico de Antonia Berardi y una chaqueta de Aritzia) hasta cómo la estrella de la serie Suits reaccionó al desempeño de su novio (el tabloide Today aseguró que se veía “orgullosa”) fueron analizados.

Pero fue su breve demostración de amor lo más atención recibió.

Múltiples publicaciones divulgaron imágenes de la pareja en las que el príncipe aparece besando y abrazando a su amada.

El diario británico The Sun tituló: “¿Tu palacio o el mío, Meg?”

La portada de mañana: escándalo de teléfono

El adorable beso y abrazo del príncipe Enrique y Meghan Markle después de un partido de polo – ¡Mira las imágenes!

El amor está en el aire: el príncipe Enrique y Meghan Markle. Tal vez la próxima boda real.

La pareja ha sido tema de curiosidad desde el año pasado, cuando el Palacio de Kensington tomó la extraña decisión de publicar una declaración sobre la cobertura mediática de Markle.

“Su novia Meghan Markle ha sido objeto de una ola de abuso y acoso”, aseguraba el pronunciamiento oficial. “Parte de lo cual ha sido muy público: la mancha en la portada de un periódico nacional, los matices raciales en las piezas de comentario, y el sexismo y el racismo de los trolls de los medios de comunicación social y en los comentarios de los artículos web".

Markle es birracial y ha escrito sobre sus puntos de vista frente a su etnia.

Tanto el príncipe Harry como su hermano mayor, el príncipe Guillermo, han sido más abiertos que sus predecesores reales sobre su vida privada. Recientemente, el príncipe Harry habló sobre la búsqueda de terapia para enfrentar el dolor de haber perdido a su madre, la princesa Diana.