(CNN) - Moon Jae-in está en camino de ganar las elecciones presidenciales surcoreanas, según una encuesta de boca de urna realizada por las tres principales emisoras del país.

Si se confirma la victoria de Moon, se espera que el candidato del Partido Demócrata revise la política de Seúl sobre Corea del Norte, buscando abrir conversaciones con Pyongyang y desafiar el despliegue de un controvertido sistema de defensa antimisiles estadounidense.

Esta posición contrasta con la política conservadora de la presidente Park Geun-hye.

La Casa Blanca emitió un comunicado felicitando al presidente electo.

"Ansiamos trabajar con el presidente electo Moon para continuar fortaleciendo la alianza entre Estados Unidos y la República de Corea y para profundizar la amistad duradera entre nuestros dos países", afirma la comunicación de este martes.

Moon Jae-in declara su victoria en las elecciones de Corea del Sur.

Con el conteo en marcha, la encuesta de salida mostró a Moon en primer lugar con el 41,4% de los votos, seguido por el conservador Hong Jun-pyo con el 23,3% y el centrista Ahn Cheol-soo con el 21,8%. La encuesta a boca de urna no incluye el más del 25% de los surcoreanos que votaron antes.

Hablando en la sede del Partido Demócrata tras el anuncio de esta encuesta, Moon dijo que espera una "victoria aplastante".

Dijo que su victoria provino de la "desesperación del pueblo por un nuevo gobierno".

Según la Comisión Electoral Nacional, más de 33,8 millones de personas votaron – una participación de 77,2%, la más alta desde 1997, cuando el presidente liberal Kim Dae-jung fue elegido.

Moon fue un fuerte defensor de la "Sunshine Policy", un intento de mejorar las relaciones entre las dos Coreas entre 1998-2008, y se desempeñó como jefe de gabinete del expresidente Roh Moo-hyun.

Los dos rivales más cercanos de Moon, Ahn Cheol-soo del Partido Popular, de centro, y Hong Jun-pyo, del conservador Partido Libertad, mantienen líneas mucho más duras sobre Corea del Norte.

Con la expresidente Park, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habría tenido una socia dispuesta a adoptar una línea dura contra Pyongyang.

Las preocupaciones sobre la economía, la corrupción y la relación del país con Corea del Norte están en la mente de los votantes, según una reciente encuesta de RealMeter.

Esta elección se produce después de que Park, la primera mujer en presidir el país, fue acusada en un escándalo de corrupción por el que presuntamente favoreció a los gigantes de los negocios Samsung y Lotte Group.