(CNN Español) - La Comisión Primera de la Cámara de Representantes de Colombia rechazó este miércoles el proyecto para convocar un referendo contra adopción para parejas homosexuales.

Con 20 votos en contra y 12 a favor, se hundió el proyecto que buscaba que se realizara un referendo para poder limitar la adopción a parejas heterosexuales, excluyendo a homosexuales, solteros y viudos.

El presidente Juan Manuel Santos, quien había criticado el proyecto, celebró la decisión.

La senadora Viviane Morales, impulsora del proyecto, dijo que apelará la medida ante la plenaria de la Cámara. En declaraciones a la prensa después de la votación, dijo que existe un "entramado a nivel mundial contra los valores y principios de la familia" y dijo que hubo una "presión enorme del Gobierno, de los ministros, del procurador, del defensor del Pueblo, de ONG internacionales para parar este proyecto".

"Al menos 500 niños han sido adoptados por personas solteras los últimos diez años, lo que significa un niño a la semana en abandono acogido por un hogar, advirtieron organizaciones sociales en contra de dicho proyecto", dijo la organización Colombia Diversa en un comunicado.

Son casi 7.000 niños que, según las cifras oficiales más recientes, están a la espera de ser adoptados en Colombia.

Miembros de la Comisión Primera de la Cámara, como Rodrigo Lara (Cambio Radical) habían criticado el proyecto por la exclusión a las familias conformadas por personas no casadas. Lara no asistió al debate del miércoles.


Un proyecto de polémica

El proyecto, que había levantado una gran controversia, fue presentado por la senadora Morales, del Partido Liberal, y había superado dos de los cuatro debates que por ley debe cumplir en el Congreso.

Morales pretendía que los colombianos decidieran con su voto si se revertía un histórico fallo de la Corte Constitucional que, en noviembre de 2015 que dictaminó que ninguna persona homosexual podía ser excluida de un proceso de adopción. Eso les abrió la puerta para adoptar menores que han sido abandonados por sus padres y están en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), la entidad estatal encargada del proceso de adopción y del cuidado de los niños y adolescentes que no tienen un hogar.

Morales lideró la iniciativa "Firme por papá y mamá", por medio de la cual recogió más de 2 millones de firmas que en marzo del año pasado llevó a la Registraduría Nacional, que luego de un proceso de verificación las avaló y aprobó que la senadora presentara el proyecto ante el Congreso.

El Gobierno se opuso de manera abierta a la propuesta de convocar el referendo para prohibir que las parejas homosexuales y las personas solteras puedan adoptar.

El presidente Juan Manuel Santos lunes le había pedido a la Cámara de Representantes que la “vote negativamente”. En una entrevista con RCN Radio, Santos dijo que el debate que se ha dado sobre el tema “es tergiversado y mentiroso” y aseguró que la propuesta de referendo es “inconstitucional”.

“Yo he escuchado que están acusando a todos los que están en contra del referendo de estar defendiendo la ideología de género. Eso es absolutamente falso y una tergiversación del debate”, aseguró Santos.

El Ministerio de Salud había enviado en abril pasado un concepto que afirma que “no existe evidencia según la cual la adopción por parejas del mismo sexo acarree riesgos para el bienestar y la salud de los menores de edad”, otro de los argumentos de la senadora Morales y quienes defienden la propuesta de referendo.

“El único factor diferenciador en el bienestar de menores adoptados o criados por parejas del mismo sexo está en el estrés y las dificultades que pueden causar las restricciones legales y el estigma”, se lee en el concepto del Ministerio, que también cita a la Academia Americana de Pediatría.

En 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dejó de considerar a la homosexualidad como una enfermedad.

Incluso organizaciones internacionales de derechos humanos se pronunciaron al respecto. José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, le dijo en una carta enviada al Congreso colombiano el 28 de abril pasado que, de aprobarse el proyecto, “constituiría un grave retroceso para los derechos de personas LGBTI en Colombia y supondría una discriminación arbitraria contra los solteros por su estado civil”.

“Está basado en presunciones infundadas, prejuicios y estereotipos discriminatorios sobre la orientación sexual o el estado civil de una persona para determinar si es adecuada para ser padre o madre”.

La voz de la ciencia

En su exposición de motivos para buscar la aprobación del proyecto, Morales citó estudios que, según afirmó, demuestran que no es bueno que un hijo crezca en un hogar con dos madres o dos padres o en uno donde solo hay una figura materna o una paterna.

Senadora colombiana Viviane Morales. (Foto tomada de la página web de la senadora).

Los estudios en más de 13 países dicen que los hijos que crecen en hogares más estables son aquellos en los que hay hombre y mujer: tienen mejores resultados en la escuela, menos posibilidad de caer en el alcoholismo, en drogadicción, menos riesgo de embarazos adolescentes y delincuencia juvenil”, le dijo la senadora a CNN en Español en 2016.

“Claro, también hay otros estudios que pueden explorar otras posiciones, pero el Estado no se puede poner a jugar ni a hacer experimentos sociales donde los conejillos de indias son los niños más vulnerables”.

Sin embargo, el autor de uno de esos estudios le envió una carta al Congreso colombiano el año pasado, en la que rechazaba que Morales hubiera usado apartes del mismo y lo hubiera tergiversado para sustentar sus tesis. Se trata del estadounidense Kyle Pruett, psiquiatra infantil, que en su investigación Role of the Father plantea la importancia de la figura masculina en la crianza de los menores.

“Me sorprendió y me decepcionó saber que la senadora Morales usó mi investigación para sustentar su oposición al matrimonio y eventual adopción de parejas del mismo sexo porque no hay nada en mi investigación que lo soporte”, le dijo Pruett a la revista Semana en ese momento. “Yo hablo de la importancia de los hombres en la vida de los niños, sin insistir en que tengan un lazo biológico, que deban ser heterosexuales, o siquiera deban estar casados. Ella y su equipo de trabajo han escogido unas cuantas frases de mi trabajo que le servían perfectamente para apoyar su tesis y persuadir desde la ciencia”.

“Soy cristiano, conozco las escrituras, y me preocupo profundamente por los niños que necesitan familias. Y me parece trágico agarrarnos de este tema para negarles esa oportunidad. El debate sí terminó. Hay ciencia, excelente ciencia producida" al respecto, aseguró Pruett.

Con información de Laila Abu Shihab