(CNN) – El director interino del FBI rechazó este jueves las aseveraciones de la Casa Blanca sobre que los empleados de la agencia habían perdido la confianza en el exdirector James Comey, despedido este martes por el presidente Donald Trump. El funcionario a cargo también negó que la entidad considerara como uno de sus asuntos menores la investigación sobre la intromisión rusa en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

“Por el director Comey mantengo un absoluto respeto. Tengo el más alto respeto por sus considerables habilidades y su integridad”, le aseguró McCabe a los miembros de la Comisión de Inteligencia del Senado.

El director interino agregó que Comey gozaba de un “amplio apoyo dentro del FBI y todavía lo tiene hasta hoy”. Insistió en que “la mayoría, la gran mayoría de los empleados del FBI disfrutaron una profunda y positiva conexión con el director Comey".

Este miércoles, Sara Huckabee Sanders, una portavoz de la Casa Blanca, sostuvo que el presidente “y el resto del FBI” habían perdido la confianza en Comey. También señaló que la Casa Blanca se enteró de “incontables” miembros de la entidad que tenían esa percepción.

Además, McCabe contradijo otro de los argumentos destacados por Sanders durante la sesión informativa de este miércoles: la portavoz indicó que la investigación sobre Rusia era “probablemente una de las cosas menores” en el radar del FBI.

“Consideramos que es una investigación muy significativa”, explicó McCabe sobre las pesquisas en torno a la intromisión rusa durante las elecciones. Sin embargo, el funcionario se negó a revelar detalles de las personas involucradas en dicho proceso.

El director interino del FBI añadió que no hay ningún esfuerzo encaminado a impedir la investigación del FBI sobre Rusia, pero se comprometió a informar al panel del Senado si la Casa Blanca intentaba intervenir.

McCabe testificó en el Capitolio, en medio de los reportes acerca de que Trump despidió a Comey en parte porque estaba enfurecido con que la investigación de la entidad intentara averiguar si asesores de su campaña conspiraron con Moscú. El director interino aseguró que nada podría prevenir el hecho de que el FBI “hiciera lo correcto”, pero también prometió decirle a la Comisión de Inteligencia del Senado si había algún intento para frustrar las pesquisas.

Bajo la tensión por los informes que aseguran que Comey había pedido más recursos para adelantar la indagación, McCabe testificó que él creía que el FBI contaba con las herramientas necesarias para terminar el trabajo. El senador republicano Marco Rubio le preguntó si el despido de Comey había “de algún modo impedido, interrumpido, detenido o impactado negativamente” la investigación.

“Como usted sabe, senador, el trabajo de los hombres y las mujeres del FBI continúan a pesar de cualquier cambio en las circunstancias, de cualquier decisión. Así que hasta la fecha no ha habido ningún esfuerzo en impedir nuestra búsqueda”, respondió McCabe ante la comisión. “Para ponerlo de una manera más simple, señor, usted no puede detener a los hombres y mujeres del FBI de hacer lo correcto, de proteger a los estadounidenses y de defender la Constitución”, insistió el funcionario.

En una pregunta anterior que le hizo el demócrata Mark Warner, McCabe se comprometió “absolutamente” a informar al Senado si la Casa Blanca de Trump tomaba medidas para interferir.

El testimonio del director interino del FBI opacó las declaraciones de otro testigos sobre temas como la guerra de Afganistán y la confrontación nuclear de Corea del Norte.

Richard Burr, un republicano de Carolina del Norte, intentó ampliar la sesión al pedirle a los miembros del panel que se concentrarán en el tema original de la audiencia: discutir las amenazas globales. Una petición que Warner aseguró sería muy difícil de seguir.

“Es imposible ignorar que uno de los líderes de la comunidad de inteligencia no está aquí con nosotros hoy”, sostuvo el senador por Virginia en sus comentarios de apertura. “El despido del director del FBI Comey por parte del presidente este martes fue un acontecimiento impactante. El momento en el que se produjo el despido representa para mí y para muchos miembros de la comisión de ambas partes algo especialmente preocupante”, insistió el legislador.

Este miércoles, McCabe mantuvo una reunión privada con Trump en la Casa Blanca, después de que la subsecretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders asegurara que el presidente le hablaría sobre la moral en el FBI después de la partida de Comey.

Burr también ha expresó su preocupación por el despido.

“Estoy preocupado por el momento y el razonamiento de la terminación del director Comey", publicó Burr en su cuenta de Twitter. “Su despido confunde aún más una investigación que ya es difícil para la Comisión”, agregó.

Al lado de McCabe en la mesa de testigos estaban el director de Inteligencia Nacional, Daniel Coats; el director de la CIA, Mike Pompeo, el almirante Michael Rogers, quien encabeza la Agencia de Seguridad Nacional; el Teniente General Vincent Stewart, director de la Agencia de Inteligencia de Defensa y Robert Cardillo, que está al frente de la Agencia Nacional de Inteligencia Geospacial.