(CNN) - Uno de los hombres que desempeñó un papel destacado en la salida del expresidente de la FIFA Joseph Blatter, dice que la reforma del organismo rector del fútbol mundial está "muerta".

Hans-Joachim Eckert, juez de ética de la Cámara de Investigaciones de la FIFA, le dijo a CNN que la decisión de destituirlo tanto a él como al investigador Cornel Borbely de sus cargos fue una "decisión política".

La FIFA recomendó que ninguno de ellos fuera reelegido en el 67 congreso de la entidad este jueves en Bahrein. Ambos hombres desempeñaron un papel integral en la suspensión de Blatter, quien renunció a su cargo en octubre del 2015 tras 17 años de mandato en medio de acusaciones de corrupción.

"En mi opinión, el proceso de reforma está... bueno, es una palabra fuerte... está muerto", le aseguró Eckert a Christina Macfarlane de CNN Sport. "La independencia de la ética es muy, muy, muy importante para la FIFA para la percepción desde el exterior, para las personas que juegan al fútbol e incluso para los medios de comunicación".

"Todas estas personas están mirando a la FIFA. ¿Qué están haciendo? ¿Vendrá una nueva FIFA o volverá la vieja?".

"Esta es una muy, muy buena pregunta y creo que el hombre adecuado para responderla sería el presidente (Gianni Infantino) o la gente del consejo. Creo que sería mejor preguntarle a ellos por qué tomaron una decisión como esa. Definitivamente no lo sabemos, lo siento, no puedo decirte más".

Hans-Joachim Eckert (i) y Cornel Borbely (d) durante una rueda de prensa en Bahrein. (Crédito: JACK GUEZ/AFP/Getty Images)

Según una declaración emitida por el Comité de Ética, la Cámara de Investigaciones ha llevado a cabo 194 pesquisas desde el 2015, mientras que el ala judicial ha sentenciado a más de 70 funcionarios durante el mismo período de tiempo. Pero la FIFA se ha propuesto recomendar que los dos hombres sean reemplazados, una decisión que dicen que "conducirá a una nueva pérdida de confianza y dañará aún más la imagen ya empañada de la FIFA".

El organismo mundial del fútbol no respondió de inmediato a las preguntas de CNN sobre por qué la FIFA había decidido reemplazar a Borbely y Eckert, sobre todo porque docenas de investigaciones todavía están en curso.

Borbely y Eckert emitieron un comunicado este martes afirmando que la decisión de la FIFA estaba "claramente motivada políticamente" y "pone de facto fin a los esfuerzos de reforma". "En consecuencia, la no renovación tendrá un impacto negativo en la FIFA a medio y largo plazo", añadieron. La FIFA está recomendando que Borbely sea reemplazado por la fiscal colombiana María Claudia Rojas, mientras que el juez griego Vassilios Skouris, un exjefe del Tribunal de Justicia Europeo, va a reemplazar a Eckert.

Blatter

La medida parece haber llegado como una sorpresa y en un momento, de acuerdo con Borbely, en el que el Comité de Ética sigue investigando "varios cientos" de casos de posible corrupción.

"Trabajamos bien en un nivel muy alto con un gran volumen de casos", dijo Borbely en una conferencia de prensa este miércoles. "No había necesidad de cambiar el Comité de Ética. La única conclusión puede ser que esto estaba políticamente pensado".

Eckert ha estado a cargo de la Cámara de Investigaciones desde el 2012, mientras que Borbely fue nombrado en el 2014.

Los dos hombres han dirigido algunos de los casos más importantes en la historia de la FIFA, entre ellos la suspensión de Blatter, y la Michel Platini, exleyenda del fútbol y presidente de la UEFA.

Joseph Blatter y Michel Platini

Tanto Blatter como Platini fueron suspendidos originalmente por ocho años cada uno en diciembre del 2015, pero la FIFA les redujo el castigo a seis en la apelación. La medida contra Platini fue luego reducida a cuatro años por el Tribunal Arbitral del Deporte.

El veredicto original fue entregado después de que el Comité de Ética encontrara que Platini había recibido un "pago de asesoramiento" de dos millones de francos suizos (2,02 millones de dólares) de Blatter.

El actual presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, fue investigado por el Comité de Ética el año pasado, pero su caso fue precluido tras una investigación sobre sus gastos.

Aleks Klosok, de CNN en Londres, contribuyó a este informe