(CNN Español) - Tras la publicación del estudio que situó a México como el segundo país más mortífero en 2016, la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Gobernación de México acusaron al Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de usar estimaciones desconocidas "basadas en metodologías inciertas", y rechazaron que en el país haya un conflicto armado.

Desde ese centro de estudios explicaron a CNN que la cifra de 22.967 víctimas en México en 2016 sale del Informe de Víctimas de Homicidio, Secuestro y Extorsión de la Secretaria de Gobernación, publicado el 20 de abril de este año.

Sobre la metodología utilizada para incluir México y Centroamérica en el informe y no a otros países, explicaron que los criterios son cualitativos, y no cuantitativos, y detallan que tienen en cuenta que el país en cuestión experimente una amplia amenaza a autoridades estatales a través de los años de grupos armados, que esos grupos controlan espacios territoriales en diferentes ciudades o áreas rurales, y que las fuerzas armadas estén desplegadas con frecuencia o permanentemente en el territorio nacional.

El Gobierno de México presentó cifras de la ONU de 2014 que ubicaban al país con una violencia inferior que otros de la región, como Honduras, Venezuela, Colombia o Brasil, naciones no incluidas en el reporte, según sus responsables, porque la violencia criminal en esos países es más fragmentada y está lejos de los enfrentamientos de alto calibre que -dicen- se presentan en México.

Qué dice el estudio

Según el informe, mientras que Siria, Iraq y Afganistán dominaban la agenda de las noticias, la guerra de las drogas en México cobró 23.000 vidas durante el 2016, después de Siria, donde murieron 50.000 personas como resultado de la guerra civil.

"Esto es aún más sorprendente, considerando que las muertes por conflictos [en México] son casi todas atribuibles a las armas pequeñas", dijo John Chipman, director ejecutivo y director general del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), que publicó su informe anual sobre conflicto este martes.

"Las guerras en Iraq y Afganistán cobraron 17.000 y 16.000 vidas respectivamente en 2016, aunque en letalidad fueron superadas por los conflictos en México y Centroamérica, que han recibido mucha menos atención de los medios de comunicación y la comunidad internacional", dijo Anastasia Voronkova, editora de la encuesta.

En comparación, hubo 17.000 muertes por conflictos en México en 2015 y 15.000 en 2014 según el IISS.