(CNN) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este jueves que temía que la decisión de despedir al director del FBI James Comey pudiera confundir a los estadounidenses. Pero, reveló, decidió continuar con su plan.

“Cuando hice esto, ahora digo, probablemente tal vez confunda a la gente”, le explicó el mandatario a NBC News. Sin embargo, sostuvo que de todas maneras lo llevó a cabo para “hacer lo correcto por los estadounidenses”.

Además, Trump señaló que quería que la investigación del FBI sobre la intromisión rusa en las elecciones presidenciales fuera “hecha de manera absolutamente correcta”. Incluso dijo que el despido de Comey podría “extender la investigación”.

Horas antes este mismo jueves, la subsecretaria de Prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders sostuvo que el retiro del director del FBI de su cargo podría apresurar las indagaciones de la agencia sobre la intervención de Rusia.

“Queremos que esto llegue a una conclusión, queremos que alcance su conclusión con integridad”, fueron las palabras de Huckabee cuando se refirió a las pesquisas del FBI sobre la interferencia de Moscú en las elecciones presidenciales de Estados Unidos durante noviembre pasado. “Y creemos que en realidad, al remover al director Comey, hemos tomado medidas para que esto suceda”, insistió.

El pronunciamiento de la subsecretaria llegó como una confesión sorpresiva de la Casa Blanca frente a que el repentino despido de Comey podría tener un efecto en las indagaciones de la agencia por el episodio con Rusia. Los funcionarios han insistido que el retiro del ahora exdirector se debió al manejo que este le dio a las pesquisas sobre el servidor de correo electrónico de Hillary Clinton y que la decisión de sacarlo no estaba relacionada con su búsqueda en el hackeo ruso y los posibles vínculos entre asesores de Trump y agentes de ese país.

Durante su sesión informativa de este jueves, Sanders aseveró que el despido de Comey no alteró en absoluto la investigación sobre Rusia. “Cualquier investigación que estaba ocurriendo el lunes continúa sucediendo hoy”, manifestó Huckabee sugiriendo que había una instrucción de que cuando Comey saliera del cargo no hubiera un impacto sobre las pesquisas.

Además, Sanders indicó en que Trump “no querría nada más para esta investigación que continúe hasta su fin”.

El mismo Trump ha lanzado varias dudas sobre las indagaciones, sugiriendo que cualquier pregunta sobre los vínculos entre su campaña y Rusia es un “fraude”.

Este jueves, el presidente agregó que quiere llegar al fondo de la intromisión rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses.

También insistió que su determinación de despedir a Comey no pondría obstáculos en la investigación del FBI sobre el asunto.

"Creo que tenemos que regresar a trabajar, pero quiero averiguarlo, quiero llegar al fondo. Si Rusia hackeó, si Rusia hizo algo que tenga que ver con nuestra elección, quiero saberlo", enfatizó el mandatario.

"Si Rusia o alguien más está tratando de interferir con nuestras elecciones, creo que se trata de algo horrible y quiero llegar al fondo y quiero asegurarme de que eso nunca suceda", remató Trump.