(CNN) - La Casa Blanca del presidente Donald Trump parece que no puede poner en orden los datos sobre su historia del despido del director del FBI James Comey, por lo que Trump ofreció una solución potencial este viernes: cancelar todas las futuras conferencias de prensa.

"Como un presidente muy activo con muchas cosas sucediendo, no es posible para mis sustitutos pararse en el podio con una precisión perfecta!", tuiteó Trump.

"Tal vez lo mejor sería cancelar todas las futuras conferencias de prensa y entregar respuestas escritas por el bien de la precisión ???", añadió.

El gobierno de Trump ha ofrecido innumerables datos diferentes sobre la línea de tiempo que condujo al despido de Comey.

La vicesecretaria de Prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders dijo este miércoles que Trump despidió a Comey sólo después de recibir una recomendación del Departamento de Justicia. Trump, sin embargo, le dijo a Lester Holt de NBC este jueves que estaba considerando despedir a Comey durante mucho tiempo, y que habría despedido a Comey independientemente de la recomendación.

Sanders se enfrentó a las críticas de la prensa este jueves durante su reunión informativa. Dijo que presentó el cronograma tal como lo entendía.

"No hice esa pregunta directamente, de si ya había tomado esa decisión", dijo Sanders en la rueda de prensa del jueves. "Hablé sobre la información que tuve cuando respondí a su pregunta".