WeChat, cuyo logo aparece en esta fotografía, tiene más de 900 usuarios en el mundo, la mayoría de ellos en China. (Crédito: PETER PARKS/AFP/Getty Images)

(CNN) - La aplicación de mensajería más popular de China fue bloqueada en Rusia.

El regulador de comunicaciones de Moscú agregó a WeChat a su lista de sitios web prohibidos, según la agencia estatal de noticias TASS.

La aplicación de mensajería entró en conflicto con las leyes que les exigen a las compañías que distribuyen información en internet registrarse con las autoridades gubernamentales de Rusia.

LEE: La expansión del Gran Cortafuegos: así es como China libra su guerra en Internet

WeChat, operada por el gigante tecnológico Tencent, tiene cerca de 900 millones de usuarios activos cada mes, una gran mayoría de ellos están en China.

Tencent dijo en un comunicado este lunes que está en “discusiones con las autoridades relevantes sobre la situación” en Rusia. WeChat fue puesto en la lista negra desde el viernes, según reporta TASS.

Las autoridades de Rusia cada vez más ven internet como una seria amenaza política y están tratando de copiar el modelo chino de protocolo de internet, según recientes análisis del centro de estudios de Washington, New America.

El año pasado, el arquitecto del aparato del extenso aparato de censura en China conocido como el Gran Cortafuegos, fue invitado a hablar en un foro sobre seguridad en internet en Moscú. En 2015, Rusia presentó una ley para requerirles a las compañías almacenar información sobre ciudadanos rusos en el país. Esta ley parecía similar a las regulaciones chinas que impiden que los datos recolectados en China salgan del país.

Respecto a WeChat, la plataforma de mensajería no es ajena a la censura, aunque está usualmente al otro lado de las restricciones.

En China, los mensajes de WeChat que contienen palabras clave que mencionan temas sensible como la masacre de la Plaza de Tiananmen en 1989 o el Tibet son bloqueados o censurados.

En Rusia, WeChat es solo la última víctima de la represión de Moscú a plataformas internacionales de medios sociales. La semana pasada, el regulador de comunicaciones bloqueó las plataformas de mensajería de Line, Blackberry e Imo, según el medio de noticias ruso RT. En noviembre, ese país bloqueó LinkedIn, la red social para profesionales de la que es dueña Microsoft.

Line, una de las aplicaciones de mensajería más grande de Japón, dijo en un comunicado que está investigando la situación. La compañía también pareció retar la ley de recolección de información de Rusia.

“Line está comprometido con proteger la privacidad de los usuarios, según la ley japonesa”, dijo.