(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que estaba pensando en "esto de Rusia" cuando decidió despedir al director del FBI James Comey, quien estaba al frente de la investigación sobre la presunta intromisión de Rusia en las elecciones de 2016.

En declaraciones a NBC News, Trump dijo: "cuando me decidí a hacerlo, me dije, 'sabes, esto de Rusia con Trump y Rusia es una historia inventada, es una excusa de los demócratas por haber perdido una elecciones que deberían haber ganado'".

Esta declaración socava los esfuerzos realizados por otros funcionarios de su administración, entre ellos el vicepresidente Mike Pence y su asesora Kellyanne Conway, quienes dijeron que la decisión de despedir a Comey se basó en la recomendación de los secretario y subsecretario de Justicia.

El argumento del subsecretario Rod Rosenstein para el despido de Comey se centró en su manejo de la investigación sobre el servidor de correo electrónico privado de Hillary Clinton, a saber, su decisión de no presentar cargos y la conferencia de prensa que realizó para explicar su motivo

Investigación sobre Rusia tiene que "hacerse correctamente"

El despido de Comey conmocionó a Washington, y algunos de los críticos de Trump señalaron paralelismos con los despidos de la era del Watergate y sugirieron que Comey se estaba acercando demasiado a la Casa Blanca con la investigación sobre Rusia.

Esa afirmación fue rechazada por los funcionarios de la administración y, aunque en la misma entrevista Trump dijo que no tenía ninguna intención de detener o dificultar la investigación del FBI sobre Rusia, sus comentarios han dado nuevos argumentos a sus críticos.

La investigación, dijo Trump, necesita "absolutamente hacerse correctamente".

"Quiero llegar al fondo. Si Rusia hackeó, si Rusia hizo algo que tenga que ver con nuestra elección, quiero saberlo". El presidente ha insistido en que la investigación no descubrió ningún delito.

En una carta a Comey anunciando su despido el martes, Trump dijo que el director del FBI le había asegurado en varias ocasiones que no estaba bajo investigación.

Trump escribió: "aunque aprecio enormemente que usted me haya informado en tres ocasiones diferentes que no estoy bajo ninguna investigación, coincido con el juicio del Departamento de Justicia de que usted no está en capacidad de liderar efectivamente la Oficina".

El director interino del FBI, Andrew McCabe, rechazó este jueves las aseveraciones de la Casa Blanca sobre que los empleados de la agencia habían perdido la confianza en Comey.

McCabe dijo a legisladores que Comey gozaba de un “amplio apoyo dentro del FBI y todavía lo tiene hasta hoy”. Insistió en que “la mayoría, la gran mayoría de los empleados del FBI disfrutaron una profunda y positiva conexión con el director Comey".

Autoridades estadounidenses, incluyendo prominentes legisladores republicanos como el senador John McCain, se manifestaron "preocupados" por el abrupto despido de Comey en medio de la investigación sobre Rusia.

Adam Schiff, el principal miembro demócrata en el Comité de Inteligencia de la Cámara, dijo a CNN: "Creo que el despido estuvo totalmente relacionado con la investigación de Rusia".

Muchos legisladores demócratas están pidiendo el nombramiento de un fiscal especial para que lidere la investigación.

Sin embargo, el líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell dijo que hay "mucho que está en juego" para parar a una investigación ya en curso.