(CNN Español) - Una explosión debido a una toma clandestina en un ducto de combustible en Veracruz, México, dejó al menos cuatro muertos, informó Petróleos Mexicanos en un comunicado.

La empresa informó en el comunicado que la explosión ocurrió a la altura del poblado El Mango, en el municipio veracruzano de Tierra Blanca, donde se encontraron hasta el momento cuatro cuerpos calcinados, así como un vehículo.

El incendio, dijo Pemex, fue sofocado y se activó inmediatamente el plan de emergencia para garantizar la seguridad de la población.

LEE: 9 datos para entender el problema del robo de combustible en México

La explosión ocurrió en una toma clandestina en el poliducto Minatitlán-México. Pemex dijo que personal especializado trabaja en la eliminación de la toma clandestina.

Cada año, el erario mexicano pierde entre 15.000 y 20.000 millones de pesos (unos 1.000 millones de dólares) por el robo de gasolinas y diésel, según dijo el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, en una entrevista televisiva esta semana.

El número de tomas clandestinas identificadas y selladas por donde se ordeñó combustible tiene una cifra cifra récord de 6.873 al cierre de 2016, según cifras del reporte anual de Pemex.