(CNN Español) - Que se necesita arreglar el problema de la inmigración en Estados Unidos, y que hay que buscar una solución razonable para los mas de 11 millones de indocumentados que viven y trabajan en este país, es algo en lo que todo el mundo esta de acuerdo. Además de que todos queremos fronteras seguras.

Pero eso no tiene nada que ver con los cantos xenófobos y llenos de connotaciones racistas que hemos oído por parte del Partido Republicano de Trump durante la campaña, y que ahora se están plasmando en indiscriminadas y poco inteligentes medidas que según la amplia mayoría de los analistas están causando daños de muchos tipos. También económicos.

De un “disparo en el propio pie” han calificado abundantes analistas la restricción de visas H1B que esta empujando el Gobierno de Trump últimamente. Una política contestada por las corporaciones más exitosas de este país, y por la propia Camara de Comercio Estadounidense, que hace más difícil atraer talento y retenerlo en trabajos especializados, en los que no hay suficiente fuerza laboral preparada dentro del país.

Pero es que igualmente importante para la marcha de la economía estadounidense es el contar con esa otra inmigración que nos ayuda en trabajos más simples, ya sea en el sector agrícola o de servicios, y sin la cual sencillamente no podríamos funcionar en muchas ciudades.

Mi invitado en GloboEconomía esta semana, el profesor de la Universidad de Columbia en New York Christopher Sabatini, argumenta todas esas razones anteriores, además de llamar la atención sobre la importancia que tienen los inmigrantes en este país, para crecer y desarrollar nuevos emprendimientos. Tienes que verlo. Te va a interesar.

No te pierdas el programa este sábado a las 7:30 pm ET y el domingo a la 1:30 pm ET