(CNN) - El papa Francisco dijo que no podrá juzgar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sino hasta después de su reunión programada para el 24 de mayo, con la que el pontífice espera que puedan construir la paz "paso a paso".

"Siempre hay puertas que no están completamente cerradas", dijo el papa en respuesta a la pregunta de un reportero sobre sus diferencias con Trump. Los comentarios se dieron a bordo del avión que lo llevaba de vuelta al Vaticano desde Fátima, Portugal.

"Uno debería ser muy honesto sobre lo que piensa", dijo el papa pero añadió que no estaba interesado en tratar de que Trump tenga su misma opinión. "Aun en la esfera religiosa, no soy un proselitista".

"Uno piensa de una forma y el otro, de otra", dijo el papa, pero añadió que lo importante es "caminar juntos".

"Le diré lo que pienso, él me dirá lo que piensa, pero nunca quiero juzgar a nadie antes de escucharlo primero".

Donald Trump dijo a principios de mayo que su primer viaje al extranjero a finales de este mes incluirá visitas a El Vaticano, Israel y Arabia Saudita.

El Vaticano confirmó que el mandatario será recibido por el papa Francisco el 24 de mayo en la mañana.