(CNN) - El mayor ciberataque que el mundo ha visto sigue dejando víctimas y amenaza con crear más estragos el lunes cuando la gente vuelva al trabajo.

El ataque es un virus que impide a las personas acceder a sus archivos hasta que se pague un rescate a los hackers.

Expertos dicen que el esparcimiento del virus ha sido frustrado por un investigador de seguridad en Reino Unido. Los hackers han lanzado nuevas versiones del virus que las organizaciones de seguridad cibernética están tratando activamente de contrarrestar y eliminar.

"Tendremos una herramienta desencriptadora eventualmente, pero por el momento, sigue siendo una amenaza viva y seguimos en modo de recuperación de desastre", dijo este domingo Rob Wainwright, director de la agencia europea Europol, en entrevista con Becky Anderson de CNN.

TAMBIÉN: Consejos para evitar ser víctima del ciberataque con ransomware 

Añadió que la agencia sigue analizando el virus y que aún no identifica quién es responsable del ataque.

El Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido dijo el domingo que se han registrado "nuevos ataques no sostenidos" del mismo tipo que el del viernes.

Pero la agencia añadió que algunas infecciones podrían no haberse detectado, y que infecciones existentes podrían extenderse en las redes.

Wainwright dijo más temprano en la televisión británica que el ataque "no tenía precedentes" en su alcance, con más de 200.000 víctimas en al menos 150 países.

Organizaciones alrededor del mundo se estaban recuperando el sábado de lo que los expertos están diciendo que fue uno de los mayores ciberataques de la historia.

Hospitales, grandes compañías y oficinas gubernamentales fueron afectadas por un virus que busca tomar el control de las computadoras hasta que las víctimas paguen un rescate.

Expertos en seguridad cibernética dijeron que la mayoría de los ataques se enfocaron en Rusia, Ucrania y Taiwán. Pero hospitales en el Reino Unido, universidades en China y firmas globales como Fedex también reportaron haber sido tomados por asalto.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, durante una reunión de líderes mundiales en Italia, dijo que el ataque era un recordatorio de la importancia que tiene la ciberseguridad.

"Es una de mis grandes prioridades que protejamos la infraestructura financiera", dijo.

Wainwright, de Europol, reiteró el punto el domingo. Todos los sectores de la economía son vulnerables y las organizaciones podrían aprender una lección de la industria bancaria, que parece haber logrado evadir en su mayoría el ataque global.

"Muy pocos bancos, si es que alguno, han sido afectados porque ellos aprendieron de la dolorosa experiencia de haber sido víctimas del cibercrimen internacional", dijo en un programa de ITV.

El ransomware, llamado "WannaCry", bloquea todos los archivos de una computadora infectada y le exige al administrador un pago para recuperarlos. Un grupo de hacking filtró el exploit en un trove de otras herramientas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA) el mes pasado.

Trump ordena reuniones de emergencia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el viernes y el sábado reuniones de emergencia de su gabinete por el masivo ciberataque con ransomware que afectó internacionalmente, dijo un funcionario de la Casa Blanca a CNN.

"Bajo la dirección del presidente Trump, el asesor de seguridad nacional y contraterrorismo Tom Bossert tuvo una reunión de emergencia con miembros del gabinete sobre el asunto del ransomware el viernes por la noche en el cuarto de situación de la Casa Blanca, y de nuevo el sábado por la mañana", dijo la fuente.

"El presidente está completamente comprometido a mejorar las defensas del país contra las amenazas cibernéticas", añadió.

"El FBI, la NSA, el Departamento de Seguridad Nacional y otros están trabajando a toda hora para frenar el esparcimiento de este ransomware y llevar a los criminales que están detrás ante la justicia", dijo.