(CNN) - "¡'Spicey' regresó!".

Así es como Melissa McCarthy trajo de vuelta su querida interpretación del secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, al programa de NBC "Saturday Night Live" el sábado.

La actriz, quien también fue la presentadora del programa de esta semana, inició un segmento con Spicer en los arbustos de la Casa Blanca antes de quitarle el podio a la secretaria de prensa adjunta Sarah Huckabee Sanders, interpretada por Aidy Bryant.

El Spicer de McCarthy aceptó preguntas de los reporteros sobre el despido del presidente Donald Trump al director del FBI James Comey, así como sobre Rusia.

"Déjenme acabar con esta cosa sobre Rusia de una vez por todas, Trump es inocente", dijo. "¿Cómo lo sabemos? Porque él nos lo dijo. Punto".

El segmento incluyó a "Spicer" atacando a los reporteros con extintores e incluso con estructuras de la Casa Blanca luego de que los reporteros preguntaran si Trump le estaba mintiendo a Spencer.

"Él no haría eso", dijo "Spicer". "¡Él es mi amigo!".

Un reportero le preguntó después a Spicer que si Trump es tan buen amigo, ¿por qué todos dicen que lo va a remplazar con Sanders?

Para averiguarlo, "Spicer" condujo su podio motorizado por las calles de Nueva York para hablar con Trump. Desafortunadamente, Trump estaba en un "campo de golf en Nueva Jersey".

"¿Alguna vez me has pedido decir cosas que no son verdad?", le preguntó el Spicer de McCarthy a Trump, interpretado por Alec Baldwin.

"Solo desde que empezaste a trabajar aquí", le respondió.

Entonces Spicer le dijo a Trump que no podía continuar así, lo que llevó al presidente a decirle a Spicer cuánto le importaba e incluso le pidió un beso.

"¿Es como en 'El Padrino', me besarás y nadie volverá a verme?", preguntó Spicer.

"Sí", respondió el Trump de Baldwin antes de darse un largo y profundo beso.

Ese no fue el único segmento en el que participó Baldwin con su interpretación de Trump. El falso presidente también abrió el programa en una entrevista con Lester Holt, de NBC, interpretado por Michael Che.

El entrevistador le preguntó a "Trump" sobre cómo algunos compararon esta semana a Trump con el expresidente Richard Nixon.

"No, no, no, no soy nada como Nixon... Apuesto que Nixon solo recibía una bola de helado en el postre. Pero a mí me dan dos, ¿OK? Dos bolas", dijo Trump haciendo la reconocida pose de Nixon levantando dos dedos de ambas manos.