(CNN) - Un hombre de 101 años del suroeste de Inglaterra se ha convertido en el paracaidista en tándem más viejo del mundo.

Bryson William 'Verdun' Hayes, conocido como Verdun, completó el salto récord este domingo. El se lanzó en paracaídas la primera vez hace un año para celebrar su cumpleaños número 100.

"El paracaidismo del año pasado fue una experiencia increíble", dijo en un comunicado de prensa. "Debo haberle cogido gusto porque sólo me hizo querer hacerlo de nuevo".

Y al parecer disfrutó igualmente del salto de este año. Al preguntarle cómo se sintió al aterrizar dijo: "oh, me siento tocando el cielo con las manos".

El récord anterior fue llevado a cabo por el canadiense Armand Gendreau, que hizo un salto de 10.000 pies en junio de 2013 a los 101 y tres días.

Hayes, que saltó de 15.000 pies, añadió 34 días a ese récord.

Ocho miembros de su familia saltaron con él, incluyendo a su hijo Bryan, su nieto Roger y sus nietos Joe y Stanley.

Lee: Conoce a la persona más anciana del mundo y su secreto para la longevidad

"Había querido hacerlo durante muchos años y su esposa no lo dejaba", dijo a CNN Ian Honnor, nieto de Hayes, quien también participó en el paracaidismo.

"Él diría de él mismo que es un poco temerario", dijo. "Hizo una sesión de deslizamiento cuando tenía 90 años, pero nunca ha hecho nada de esta naturaleza".

Hayes estaba recaudando fondos para The Royal British Legion, una organización de caridad del Reino Unido que apoya a miembros de las fuerzas armadas, veteranos y sus familias. Ha recaudado más de 3.100 dólares hasta ahora.

Es una causa que tiene gran significado personal para Hayes, que lleva el nombre de una famosa batalla de la Primera Guerra Mundial. Su padre, que peleaba con las tropas británicas en Francia, escribió a su esposa embarazada pidiéndole que nombrara a su hijo en honor a la batalla de Verdún, si era un niño.

Hayes sirvió más adelante en la Segunda Guerra Mundial y era parte de la compañía del Día D, que vio a las fuerzas aliadas comenzar con éxito la liberación de la Europa ocupada por los nazis.

Honnor está bastante seguro de que esta no será la última de las hazañas aéreas de Hayes.

"No me sorprendería que lo hiciera de nuevo en un año", dijo. "Y él también está hablando de hacer una caminata en un ala de un avión. Así que ahora voy revisar eso para ver si es médicamente posible".