(CNN) - El presidente de Rusia, Vladimir Putin, acaba de mostrar al mundo otro talento oculto: sus dotes al piano.

El controvertido mandatario estaba en la residencia oficial para líderes extranjeros en Beijing el domingo, a la espera de una reunión con el presidente Xi Jinping, cuando vio un brillante piano de cola negro y no se pudo resistir.

Putin se sentó y tocó de forma espontánea dos melodías rusas, "Ventanas de Moscú" y "La ciudad sobre el libre Neva", según informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

Pero esto no fue para nada una actuación espontánea. En primer lugar, un camarógrafo siguió a Putin mientras caminaba hacia el piano. En segundo lugar, el líder ruso tocó los himnos no oficiales de Moscú y San Petersburgo -aparentemente nunca pierde una oportunidad para promover su país-.

Putin estaba en Beijing para asistir al foro económico "Un Cinturón, una Ruta". La conferencia se centra en la masiva iniciativa comercial inspirada en la antigua Ruta de la Seda.

El inesperado recital de piano de Putin es solo una muestra más de sus habilidades y aficiones fuera del Kremlin.

En otras ocasiones, el líder ruso ha mostrado sus otras pasiones, como montar a caballo, pilotar, pescar sin camisa o jugar al hockey.