(CNNMoney) - Los productores de petróleo más grandes del mundo se preparan para extender el corte de producción hasta marzo de 2018 en un intento de reducir el exceso de suministro global.

Los ministerios de energía de los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, su líder Arabia Saudita y su aliado más grande que no hace parte de la OPEP, Rusia, se reunieron este lunes y acordaron hacer “lo que sea que hubiera que hacer para alcanzar la meta deseada de estabilizar el mercado”, dijo el Ministerio de Energía de Rusia en un comunicado.

LEE: Los precios del petróleo se duplicaron en el último año

La OPEP y otros productores no afiliados a esta organización acordaron en diciembre cortar la producción en 1,8 millones de barriles por día durante seis meses para ayudar a estabilizar los precios. El acuerdo epira a finales de junio.

Los ministros de Arabia Saudita y de Rusia dijeron que podrían hacer lobby con otros productores para alcanzar “un completo consenso” para prolongar la política de restricción de suministro en una reunión la próxima semana, agregó el ministerio ruso.

Los precios mundiales del petróleo aumentaron este lunes, con los futuros de crudo de Estados Unidos negociándose a un 3% más firmes que los 49 dólares por barril.

Los cortes de producción ayudaron a los precios del petróleo a recuperarse de los 26 dólares a los que llegó el año pasado.

La reserva de petróleo de Estados Unidos es la más alta en los últimos 80 años.

“El corte de producción hizo una cosa segura al precio del petróleo que es poner un piso bajo qué tan bajo podría ir, así que en ese sentido, la OPEP y Rusia han tenido éxito”, dijo Ali Hamoudi, director ejecutivo en Adaa Financial Services en Dubai.

“El hecho de que hayan acordado [cortar] hasta finales del primer trimestre de 2018, le está enviando un fuerte mensaje de determinación en abordar el exceso de suministro… espero que los precios se consoliden por encima de los 50 dólares en las próximas semanas “, agrega.

Pero hay una cosa en el camino de los precios altos: la producción de Estados Unidos. El número de plataformas en operación se ha doblado desde el año pasado.

En su más reciente reporte mensual, la OPEP dijo que sus mercados globales aún sufren de exceso de oferta y apeló a otros productores, incluyendo a Estados Unidos, para que dejen de bombear tanto.